Los pistacho trataban este sábado de olvidar la dura derrota sufrida la semana pasada ante Sagunto y lo han logrado con un triunfo a domicilio ante Sant Martí Adrianenc. Los entrenamientos de estos días han surtido efecto en el conjunto pistacho que hoy se ha mostrado centrado en su objetivo; ganar a un conjunto que contaba hasta esta jornada con las mismas victorias que el conjunto zamorano, pero dos puntos menos al haber caído derrotado en 8 ocasiones, por 6 de los pistacho.

El Balonmano Zamora ha aprovechado la debilidad defensiva de los locales para terminar una racha de derrotas fuera de casa con un partido que han dominado desde el principio y con el electrónico 9 a 13 al final de la primera parte.

Tras el descanso, los catalanes salieron más enchufados al partido e intentaron recortar distancias. Sin embargo, los de Zamora apretaron para irse en el marcador por 23 a 30 al finalizar el encuentro.