El MMT Balonmano Zamora y el Agustinos Alicante tenían este domingo una cita crucial para ambos conjuntos. Los pistacho para seguir soñando con un puesto en la fase de ascenso y los visitantes para asegurar la permanencia. Un choque en el que la afición zamorana ha respaldado a su equipo en el pabellón Ángel Nieto.

Los dos conjuntos salían a la pista del pabellón zamorano dispuestos a dar el 100% y así lo demostraron desde los primeros segundos. Una igualada y reñida primera parte que llegó al descanso con el empate a 11 en el electrónico.

Tras el paso por vestuarios, los de Leo Álvarez salieron con más ímpetu y fuerza aunque los de Alicante tampoco se quedarían atrás. Sin embargo, el juego de los zamoranos consiguió imponerse a los visitantes y llevarse el ansiado triunfo en casa por 27 a 25.