“Zamarat no se rinde”, así de claro lo ha dejado esta tarde de jueves su presidente, Carlos Baz. En esa línea de no bajar los brazos y aceptar la cruda realidad del descenso, el club ha presentado hoy dos nuevos refuerzos que vienen con la clara intención de ayudar a conseguir las victorias necesarias para conseguir la tan anhelada permanencia. La base Brkic y la pivote nigeriana Aisha “vienen con el claro objetivo de ayudar a lograr los cinco o seis triunfos que garanticen la presencia de Zamarat el año que viene en Liga Femenina”, aseguró este jueves Baz.

“La situación está más difícil que nunca, porque el nivel de la Liga ha subido muchísimo en los últimos tiempos, pero vamos a pelear hasta el final” afirmó el presidente de Zamarat. Una situación complicada en los últimos puestos de la tabla que supone toda una losa para un equipo que tiene una gran calidad. “Es paradójico que estemos en una situación tan apurada cuando Zamarat tiene probablemente este año al mejor equipo de su historia”, subrayó Baz.

La base contratada por el equipo naranja es una jugadora experimentada, que el año pasado ya le clavo cinco triples a Zamarat en el Angel Nieto cuando jugaba en Guipuzkoa. “Las sensaciones de estos primeros días son muy buenas, vengo para aportar energía positiva, para tratar de hacer las cosas bien y dar un impulso al equipo” ha señalado esta tarde Brkic.

Por su parte, la nigeriana Aisha llega después de jugar en varios países a Liga Femenina “atraída por el reto de jugar en Zamarat y lograr victorias”. Buena reboteadora y gran defensora, su participación se considera vital para suplir a la lesionada Felixova.