Una agónica victoria anoche de Zamarat en Cáceres sirvió para asegurar, casi, la permanencia del equipo naranja en la máxima categoría del baloncesto español. Un triunfo que deja a Santa Adriá en una posición extremadamente delicada, por cuanto tendrá que ganar los tres partidos que le restan para aspirar a la salvación. Este mismodomingo, el conjunto catalán tendrá que enfrentarse a Lugo, uno de los equipos en apuros de la categoría y que se juega su presencia en el play off por el descenso. Así que este mismo fin de semana, el Zamarat, en caso de derrota del Sant Adriá, podría celebrar la permanencia.
El Zamarat, que ha mejorado notablemente en este tramo final del campeonato con las nuevas incorporaciones, se mantuvo siempre al frente del electrónico en su partido contra Cáceres. El conjunto extremeño en varias ocasiones se acercó en el marcador, pero las de Fran García siempre sacaron a relucir su dominio en el juego para volver a distanciarse.
El arreón final del Cáceres hizo que en el último minuto peligrara la victoria visitante. El equipo extremeño tuvo a falta de cinco segundos un tiro para empatar el partido, pero esta vez la suerte estuvo del lado de las naranjas que finalmente lograron un triunfo que las coloca en disposición de disputar el año próximo una temporada más en la Liga Femenina.