El equipo juega bien, compite, pero no logra las victorias que merece. Así resume el técnico del Zamarat, Fran García, la marcha del equipo en este primer tramo de la temporada. Tan claro tiene el diagnóstico, que para el entrenador local lo justo es que Zamarat tuviera “una victoria o dos más”.

Todavía es pronto para vivir la angustia de otras temporada, pero García reconoce que empiezan a sentir “la urgencia” de sumar dos o tres buenos resultados que distancien al equipo de los últimos puestos de la tabla.

Este fin de semana tendría que llegar esa nueva victoria, aunque Guernika no será un rival fácil de batir. “Es un rival muy fuerte, con jugadoras que han vivido partidos de Euroliga y muchos partidos de Liga Femenina, además están en un momento dulce de forma, por lo que tendremos que hacerlo muy bien para sacar algo positivo”, señala Fran García.

Las claves para puntuar en Guernika pasan por controlar el rebote, que funcione un poco mejor el tiro exterior y que aporte un poco más el juego interior”.

La jugadora naranja, Anna Seilund también cree que el Zamarat puede vencer a cualquiera, sobre todo, después del buen papel que el equipo hizo frente a Perfumerías Avenida el fin de semana pasado. “El equipo ha trabajado muy fuerte, hemos demostrado que podemos ser competitivos ante cualquiera”.