La capital zamorana acogerá los días 22 y 23 de este mes las I Jornadas de Dislexia, que se celebran bajo el lema “la difícil búsqueda de las letras extraviadas”. Las reuniones y conferencias tendrán lugar en el Museo Etnográfico de Castilla y León.
Las jornadas han sido presentadas este viernes en la sede central de Caja Rural en la capital.
El viernes, las jornadas darán comienzo con la conferencia “Dislexia, Disgrafía, Disostografía: ni esperas justificadas, ni faltas de apoyo sin justificar”, a cargo de Santos Borregón Sanz.
El sábado, la jornada empezará con la conferencia “habilidades y conocimientos para apoyar a los niños con dislexia”, por José Ramón Gago. La mañana terminará con la intervención de Araceli Salas, que pronunciará una conferencia que lleva por título: “Cuando aprender duele. Herramientas para el cambio”.
La presidenta de la Asociación Dislexia y Familia de Zamora, Belén López García, ha destacado la importancia de estas jornadas y la calidad de las intervenciones previstas.
Igualmente, López García ha insistido en la necesidad de la detección temprana de esta dificultad para obtener mejores resultados de los tratamientos. Unas terapias que no curan esta dolencia pero que permite en buena parte de los casos llevar una vida normal a los disléxicos.
La dislexia es una dificultad que según la presidente de la asociación zamorana, no es un problema ni físico ni psíquico. Se calcula que entre el 5 y el 10% de los niños la sufren en mayor o menor medida.