La asociación se reúne en Zamora con la intención de intensificar la relación entre los municipios y desarrollar proyectos de desarrollo conjuntos

Los municipios ribereños del Duero, unidos bajo una asociación que ya tiene 26 años de trayectoria, se han reunido esta mañana en la sede zamorana de la Fundación Rei Afonso Henriques con la intención de intensificar la relación entre todos los municipios y apostar por el desarrollo conjunto de programas de desarrollo.

El concejal de Turismo del Ayuntamiento de Zamora, Cristoph Strieder, como anfitrión de la reunión, ha asegurado que “es más necesario que nunca” incrementar la relación entre el Norte de Portugal y Zamora y el resto de territorios de la comunidad. La pandemia, el confinamientos y el cierre de las fronteras han puesto de manifiesto, más que nunca, ha dicho, “la estrecha relación que une a los municipios transfronterizos”, una relación que hay que intensificar y aprovechar para el desarrollo de propuestas conjuntas.

Entre esas ideas, ha señalado el concejal, estaría la de acudir en el futuro a la Feria Internacional de Turismo en un stand conjunto, en el que estuvieran presentes al menos Zamora, Miranda do Douro y Braganza.

Strieder ha apostado también por mejorar las redes de transporte público en la zona transfronteriza, para vertebrar el territorio en torno a unos municipios que ya desarrollan numerosas actividades conjuntas y que no pueden depender del uso del coche particular.

El presidente de la Cámara de Miranda do Douro, Authur Nunes, ha incidido en la necesidad de desarrollar “una estrategia conjunta” que permita a los territorios de la zona transfrentiriza abordar unidos la solución a problemas como la despoblación, el envejecimiento o el desarrollo del turismo.

Nunes ha asegurado que el norte de Portugal y Castilla y León atraviesan un “momento crucial” que debe de ser aprovechado con una “reflexión de futuro” en la búsqueda de financiación que de verdad permita desarrollar proyectos “realmente necesarios para la zona transfronteriza”.