La directiva del Zamora CF ha lanzado esta mañana de martes un último y desesperado llamamiento de auxilio a la sociedad zamorana y más en concreto, a su masa social y al empresariado local.

El club, tras explorar la posibilidad de recibir dinero de instituciones y entidades de crédito, acaba de anunciar que debido al embargo de las cuentas por parte de Puma, necesita “urgentemente” entre 180.000 y 200.000 euros para sobrevivir.

El club anuncia una convocatoria extraordinaria urgente para los próximos días en la que propondrá tres salidas para el Zamora CF.

Por un lado, planteará la posibilidad de que “sean todos los socios quienes hagan frente a la cantidad necesaria, estableciendo cuotas o derramas y métodos de pago. Opción que ya se contempló en parte con la campaña de adelanto de carnés y que obtuvo el compromiso de sólo 200 socios”.

La segunda medida propuesta irá en la línea de que sean algunos socios o empresarios quienes hagan frente a la cantidad necesaria en un plazo máximo de 10 días, teniendo en cuenta que si este grupo quisiera hacerse cargo de la gestión de su dinero, la asamblea deberá modificar los Estatutos de forma y modo que se puedan constituir en gestores de la entidad hasta su saneamiento y convocatoria de nuevas elecciones”. 

Finalmente se apuesta por la posibilidad de que el club se transforme en Sociedad Anónima Deportiva.

La última consideración del club, en caso de que no salga adelante ninguna de las tres opciones anteriores, “es la de proponer la disolución del club”.