Zamora, con una tasa de criminalidad de 27 delitos por cada mil habitantes, se mantiene como una de las provincias más seguras de país. Así se ha puesto de manifiesto este martes en un acto celebrado en la La Alhóndiga en el que aprovechando el 195 aniversario de la creación de la Policía Nacional, se ha procedido a la entrega de diplomas y un breve homenaje a 18 agentes que han pasado a la jubilación.

El subdelegado del Gobierno, Angel Blanco, ha explicado este martes que Zamora tiene una de las tasas de criminalidad más bajas del país, y por el contrario, una de las tasas más altas de esclarecimiento de delitos, dos buenos resultados que el subdelegado atribuye a la “profesionalidad y el buen trabajo” tanto de la Policía Nacional como de la Guardia Civil.

Blanco ha subrayado, además, que estas buenas cifras de criminalidad hacen que Zamora sea una ciudad segura, algo que redunda en la calidad de vida y que beneficia a sectores como el turismo.

El Comisario de Zamora, Ubaldo de la Torre, ha destacado igualmente los “buenos resultados” conseguidos por la Policía Nacional este año pasado, aunque ha reconocido que existe una asignatura pendiente que es el de los robos en viviendas, delito que ha sufrido un pequeño incremento. En este sentido, el comisario ha asegurado que se han redoblado los esfuerzos de la Policía para frenar estos robos, que suelen ser perpetrados por delincuentes itinerantes, los que hace más difícil su detención.