Más de ochenta plataformas ciudadanas de todo el país se han unido hasta el momento a la revuelta de la España Vaciada que ha llenado Madrid este domingo 31 de marzo. Una protesta para exigir medidas contra la despoblación.

Une multitudinaria movilización en la que Zamora se ha hecho notar al grito de “Zamora existe” y otros lemas que han podido leerse en las pancartas de los manifestantes zamoranos y zamoranas como: “Aquí no queda nadie más, somos los que quedamos”, “Igualdad entre campo y ciudad” o “Pedimos los justo”.

Una revuelta de la ciudadanía, cuyos impulsores han pedido expresamente que sea “sin símbolos políticos ni sindicales” porque, tal y como afirman, “las plataformas que integran este movimiento surgen de la ciudadanía, de un sentir de abandono y dejadez por parte de las administraciones y gobiernos, por ello pedimos el máximo respeto a los partidos, y que los políticos que quieran asistir lo hagan solo como ciudadanos”.

El objetivo de la manifestación es  “visualizar el problema y demandar soluciones reales en relación con el equilibrio y la vertebración territorial y la igualdad de oportunidades”. Un ejemplo además de unidad ante un objetivo común para que «los políticos tomen nota y dejen de utilizar la despoblación como arma electoral y se unan en un gran pacto de estado a corto y medio plazo que afronte este gran problema de España».

La manifestación ha comenzado este mediodía en la Plaza de Colón. Desde allí se han dirigido por el Paseo de Recoletos hasta Cibeles, continuando por el Paseo del Prado para finalizar en la Plaza Cánovas del Castillo frente a la fuente de Neptuno donde se ha leído el manifiesto reivindicativo.