La ola de frío golpea ya con fuerza en la península y especialmente en el cuadrante noroeste, donde se han registrado las temperaturas mínimas absolutas. Xinzo de Limia, en Orense, ha sido el lugar más frío esta noche con -7,9 grados bajo cero. La segunda localidad en este ranking de localidades más frías lo ocupa el pueblo sanabrés de Robledo, donde los termómetros se han quedado en -7,1 grados bajo cero.

Las previsiones para los próximos días no son mejores, y auguran temperaturas excepcionalmente bajas. De hecho, para mañana se espera que los termómetros bajen aún más. Se esperan registros cercanos a los nueve o diez grados bajo cero en Sanabria.

En la capital, las temperaturas serán bajas, aunque sin alcanzar los valores extremos del norte provincial. En los próximos días las noches dejarán heladas de tres o cuatro grados bajo cero.