El Festival Internacional de Ópera de Cámara se celebrará del 22 al 26 de julio con todas las medidas de seguridad exigidas

A pesar de las circunstancias especiales en las que nos encontramos con motivo de la crisis de la Covid-19, Zamora celebrará la quinta edición del Festival Internacional de Ópera de Cámara, Little Opera, del 22 al 26 de julio.

María Eugenia Cabezas, Concejala de Cultura del Ayuntamiento de Zamora, ha mostrado su satisfacción por poder anunciar la celebración de un festival de gran calidad que cada año alcanza mayor repercusión y que se dirige a todos los públicos con el fin de acercar el género a las personas que no sean aficionadas, además de seguir deleitando a los amantes de la ópera.

Un certamen con precios asequibles, ha resaltado Cabezas, que “atrae a un turismo cultural y musical” a la ciudad de Zamora. No obstante, ha recordado que aunque este año estará condicionado por el límite de aforo la celebración del mismo significa que “la cultura sigue viva en Zamora”. La Concejala ha mandado también un mensaje de tranquilidad a todas las personas para que se animen a disfrutar del festival ya que se podrá asistir con toda la tranquilidad y confianza puesto que se tomarán las máximas medidas de seguridad.

La programación del festival sigue adelante aunque con cambios debido a las medidas de distanciamiento social necesarias en estos momentos. Un programa que ha avanzado hoy Conchi Moyano, directora del certamen, y que puede sufrir modificaciones para ajustarse a la normativa.

El programa se iniciará el día 22 de julio con un taller divulgativo. El jueves 23 se realizará la actividad encuentro con el compositor y el viernes 24 de julio tendrá lugar la gala lírica en la que se espera la participación de la Orquesta Sinfónica de Castilla y León. El sábado 25 de julio por la mañana, será el turno de los más pequeños con un espectáculo dirigido a ellos y por la tarde, previsiblemente el Mirador del Troncoso, acogerá un espectáculo de ópera contemporánea. El festival se clausurará el día 26 de julio en el Teatro Principal de Zamora con dos producciones.

Como novedad, este año, parte del festival se llevará a varios pueblos de la provincia de Zamora para acercar la opera a los más pequeños, gracias a la colaboración de la Diputación Provincial.