La calle de Balborraz será este fin de semana el epicentro de la exposición ‘Zapatos Rojos -Arte público’ contra la violencia machista y el feminicidio, que se realiza también en otras ciudades españolas y que forma parte de la campaña de sensibilización puesta en marcha por la Concejalía de Igualdad del Ayuntamiento de Zamora, y cuyas actividades han sido presentadas por la concejala Adoración Martín, junto con Cándido de Castro como coordinador, la psicóloga y representante de la Asociación Zamorana contra la Violencia, Milagros Rueda, y la representante de la asociación Aztuamos, Lola Estévez.

La exposición en la que pueden participar todas las personas que lo deseen, es una réplica de la instalación artística colectiva realizada originariamente en Ciudad Juárez, México, en 2009. Su autora, la artista Elina Chauvet, cuya hermana fue víctima fatal de violencia de género, la concibió como una forma de reflexión colectiva sobre el horror del feminicidio. Consistió en la marcha silenciosa y suspendida de 33 pares de zapatos que simbolizaban la ausencia, como evocación de las víctimas de la violencia de género. El impacto de esta creación artística fue tan enorme, que se replicó, desde entonces, amplificado por cientos de pares de zapatos donados, en otras ciudades de México, Argentina, Chile, España, Italia, Gran Bretaña, etc.

Las actividades comenzarán el sábado con un taller de pintado de zapatos y la apertura de la instalación artística, a la que seguirán actuaciones musicales y un taller de teatro para niños sobre “igualdad de género”. El domingo habrá además un acto homenaje a las mujeres víctimas de la violencia de género y una charla sobre violencia de género y feminicidio, que se desarrollará en el interior del bar Loro, ubicado en la misma calle de Balborraz y colaborador de la iniciativa. También colaboran -además de AZAVI, Aztuamos y Cándido Producciones- la Asociación Zamorana de Libreros que instalará un puesto de libros relacionados con la violencia de género, y los alumnos de Imagen del instituto La Vaguada que organizarán una exposición de fotografía y video sobre maltrato y violencia machista.

A través de la ética y la estética, de la ausencia y la visibilidad, los Zapatos Rojos son el símbolo que nos muestra el vacío dejado por las hijas, hermanas, madres y esposas que han sido víctimas de la violencia machista. Zapatos Rojos es según la propia Chauvet una instalación de arte público y una reflexión contemporánea que conceptualiza la violencia hacia las mujeres y sensibiliza desde el punto de vista objetual que representa el zapato como prensa testimonial de una desaparición. La obra nace así del duelo propio y de la necesidad de hacer público el dolor privado y ajeno. La exposición que surja de esta experiencia puede tener además continuidad en otros espacios o con otras acciones, según manifestaron los organizadores

Para la concejala de Igualdad este tipo de acciones son fundamentales en este momento en que la sociedad poco a poco está manifestando su lucha por la erradicación de la violencia de género; algo que, en opinión de Adoración Martín es “una anomalía social con la que hay que acabar y consideramos desde el Ayuntamiento que la implicación de la sociedad en su conjunto es el arma más eficaz con la que hay que luchar”.

Cándido de Castro considera que esta campaña es apenas un grano de arena más en la labor de sensibilización, pero sirve también para “llamar la atención de la Administración, para que destine el dinero comprometido para luchar contra esta lacra social”, por lo que anima a todas las mujeres a que acudan con sus zapatos viejos y participen activamente en esta campaña.

Mila Rueda incide además en la importancia de la educación escolar para que sea eficaz esa labor de concienciación y de su experiencia como psicóloga concluye que la cosificación de la mujer y el acceso fácil de los jóvenes a la pornografía está incluyendo negativamente para la erradicación del problema. En este sentido recuerda la importante labor que se está llevando a cabo con los centros escolares a través de los talleres de sexualidad que desde hace ya cinco años se llevan a cabo en los colegios, promovidos por la Concejalía de Juventud en colaboración con la AZAVI.