El MMT Zamora tratará mañana de mantener su condición de equipo imbatido en casa ante un equipo rocoso y muy muy fuerte como es Zarautz. El conjunto vasco a buen seguro que se lo va a poner difícil a los hombres de Leo Alvarez, para quien será necesario hacer “un partido casi perfecto” para sacar los puntos.
Un compromiso complicado que llega después de la derrota agridulce del fin de semana pasado ante Nava, donde el MMT Zamora a punto estuvo de ganar y donde ofreció un imagen sobresaliente. “Los jugadores hicieron un gran partido, ojalá sigan así”, aseguró el técnico pistacho.
Frente a Zarautz, señaló Alvarez, será vital correr, “correr mucho” como la mejor forma de romper la férrea defensa del conjunto vasco. “Será determinante que podamos aprovecharnos de nuestro contrataque, porque de lo contrario, sufriremos mucho en el ataque posicional”.
El objetivo, de todas formas, no puede ser otro que mantener la impecable trayectoria del equipo en casa, donde nunca ha perdido esta temporada. “Hay que ser consciente de que esa derrota puede llegar, porque la igualdad es máxima esta temporada, pero esperemos que no llegue ante Zarautz”.