«Hemos conseguido salvaguardar la dignidad de las familias, no hay colas, no se ve, pero los alimentos llegan a cada una de las familias», dicen los promotores de la iniciativa

El pasado mes de julio nacía de la mano de la Fundación Científica Caja Rural y ASEZPAN la Cocina Solidaria de Zamora. Un proyecto para ofrecer un plato caliente a los zamoranos más vulnerables que se marcó como objetivo ayudar a 100 personas.

Cuatro meses después, han conseguido atender a 121 personas y con visos de seguir aumentando las comidas diarias. “La segunda parte del trimestre viene con fuerza, con momentos muy difíciles pero nuestro compromiso es si cabe más fuerte y nos reafirmamos en nuestra idea”, expresan los promotores de la iniciativa.

Reconocen que cuando empezaron en el mes de julio tenían corazón y esperanza, “ahora no solo tenemos esos valores en nuestro ánimo, sino también la experiencia y la ayuda de las empresas locales que no dejan de lado a sus semejantes”. Amigos industriales de Zamora que están en el día a día como son el Banco de Alimentos de Zamora, Moralejo Selección, Melquiades, Ledesma, El Turista, Cárnicas Casaseca, Gaza, Hermanos Ferrero, Plataforma Majia, Las monjas Dominicas y “otros más que sería imposible enumerarlos”, añaden.

Las Asociaciones de Vecinos de los barrios de Zamora han sido imprescindibles en el crecimiento del proyecto y poder llegar a los más necesitados. “Hemos conseguido salvaguardar la dignidad de las familias, no hay colas, no se ve, pero los alimentos llegan a cada una de las familias caliente y nutritiva”, expresan.

La Cocina Solidaria sigue creciendo en base a las circunstancias actuales con la puesta en marcha el pasado mes de octubre del Área Vital Asistencial para ayudar a aquellas personas con poco movilidad y menos recursos a las que se les está consiguiendo descuentos importantes en luz, calefacción, arbitrios y agua, además de consultas clínicas y medicamentos.

“Zamora ayuda a los Zamoranos. Recogemos el testigo de todos y cada uno de los que nos ayudan y animan: seguiremos adelante. Este es nuestro compromiso: seguir junto con todos los que puedan ayudar en beneficio de aquellos que más lo necesitan”, concluye Feliciano Ferrero, secretario de la Fundación Científica Caja Rural.