La llegada del verano en la provincia de Zamora no solo supone la subida de las temperaturas y la apertura de las piscinas, también trae consigo el inicio de las fiestas de los pueblos.

Los últimos tiempos multitud de jóvenes siguen a rajatabla el apretado itinerario de las fiestas de las localidades próximas a la capital, pero es en agosto cuando el calendario se aprieta y se vuelve un completo reto decidir a qué localidad acudir.

Tan solo el mes de agosto hasta 160 municipios zamoranos celebran sus festividades, la festividad por antonomasia es, sin lugar a dudas, la de Nuestra Señora de la Asunción, en la que multitud de municipios se visten de gala para celebrar la festividad.

Un gran número de gremios ven incrementado enormemente su trabajo en los meses de verano, pero sin duda el que “se lleva la palma” es el de los taxistas, las noches de fiesta se convierten en un no parar para estos, tanto así que en ciertas ocasiones supone un verdadero desafío encontrar uno disponible.

Fuente: Renovation Experience

Uno de los principales culpables a la hora de marcar la hoja de ruta de los jóvenes son las macro discotecas de “renombre” en la provincia que consiguen llenar cada lugar a donde van, estas siguen ganando adeptos conforme van sucediéndose las actuaciones. La Renovatión Experience, Alefran, Selvatika…. se han convertido en este verano en toda una referencia para los jóvenes de la provincia, que llevan semanas programando sus noches de fiesta en función de las apariciones de estos grupos en los escenarios de los pueblos a lo largo y ancho de la provincia,

Durante los últimos años la afluencia a las fiestas de los pueblos se ha visto disparada, mientras que antes acudía a la cita la gente del propio lugar y la de las localidades contiguas, ahora recibe visitantes de todos los lugares de la provincia, especialmente desde la capital donde cada vez es más la gente que se anima a seguir religiosamente el calendario festivo. La transferencia de jóvenes de la capital a las fiestas de los pueblos ha sido este verano de tal calibre que los bares de copas de la ciudad han visto considerablemente reducida su clientela en algunas jornadas en las que estas macrodiscotecas actuaban en el alfoz de la capital.

 

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí