Al igual que en 2015, la coalición IU-PSOE gobierna en el Ayuntamiento de Zamora; Guarido encara sus últimos tres años y medio casi con total certeza

El año 2023 ha sido un año de elecciones. Lo fue porque, tras cuatro años, era el turno de las municipales, por lo que todos los municipios tuvieron la opción de volver a elegir equipos de gobierno, y porque a nivel nacional, y solo un día después de conocer los resultados del 28 de mayo, Pedro Sánchez decidió adelantar las generales al 23 de junio.

En Zamora, la campaña electoral fue frenética. En primer lugar, el socialista David Gago fue el primero en oficializar su candidatura a la alcaldía. Y lo hizo con muchísima antelación respecto al resto: en septiembre del 2022. El siguiente fue Jesús María Prada, hasta entonces diputado de Cultura, Deportes y Turismo en la Diputación, en oficializar su candidatura al Ayuntamiento con su partido, el Partido Popular. Aquello tuvo lugar ya en el mes de enero de 2023.

Con las dos primeras hojas de la margarita desveladas, poco a poco se fue conformando el resto: «Zamora Sí» incurrió por primera vez, con Francisco Requejo como candidato, después de que el presidente de la Diputación tuviese una salida complicada de Ciudadanos, Vox apostó por Javier Egüaras, Manuel Herrero fue el nombre elegido por UPL… y Francisco Guarido decidió volver a presentarse, después de muchos rumores de que no iba a ser candidato a la reelección.

Y todo ello, después de muchísimas polémicas. Porque en esos meses de campaña y precampaña, la actualidad en la capital era constante: las quejas por las plazas de la ORA, el enfado de los vecinos de la zona centro con el resultado de la peatonalización de la zona adyacente al Mercado de Abastos, la instalación de los famosos bolardos, y también, el cabreo de los vecinos de los pisos de La Vaguada por la construcción de un parking fueron los eventos más destacados antes de que el alcalde decidiese volver a presentarse.

Fueron múltiples las cábalas sobre cómo se iba a conformar el Ayuntamiento. Y las voces que acertaron en la predicción fueron las que otorgaban el triunfo de Izquierda Unida, pero ya sin mayoría absoluta, y teniendo que buscar un aliado, que todo apuntaba a que sería el PSOE con David Gago. Y así fue. El 28 de mayo, Francisco Guarido vencía por tercera vez consecutiva en apoyo con el Partido Socialista, sumando 10 y 3 escaños de manera respectiva, y logrando así los 13 de la mayoría absoluta.

En la oposición se quedó el Partido Popular, que sumó ocho escaños, y Zamora Sí y Vox, con dos cada uno. De esta manera, el 17 de junio los elegidos juraron el cargo que en el que acompañarán a los zamoranos hasta el próximo 2027.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí