La empresa Adamo tiró cerca de 3.000 kilómetros de cable para proporcionar Internet de alta velocidad a 106.500 familias de la Comunidad, sobre todo rurales

Hasta 106.500 hogares de Castilla y León recibieron fibra óptica el pasado año de la mano de Adamo. El operador desplegó esta tecnología en siete de las nueve provincias de la Comunidad: Ávila, Burgos, León, Palencia, Salamanca, Valladolid y Zamora. En el caso de Zamora, Adamo llevó el Internet de alta velocidad durante 2023 a 23.000 hogares pertenecientes a 149 municipios de la provincia.

Cerca de 3.000 kilómetros de cable

Considerando que hay 2.248 municipios en la región, Adamo realizó operaciones en 1 de cada 4 localidades de Castilla y León sólo en 2023. Para lograr ese crecimiento, la compañía tuvo que tirar casi 3.000 kilómetros de fibra óptica, bien fuese vía subterránea, externa (protegida por tubos) o uniendo postes (despliegue aéreo).

Adamo, con los pueblos

Una gran parte de la vasta red de la empresa se ubica en ciudades medianas y pequeñas, en zonas apartadas e, incluso, en áreas despobladas. Se trata, en numerosos casos, de territorios afectados por el temido fenómeno de la despoblación. No en vano, en su afán de no dejar a nadie atrás, Adamo ya está consolidado como el operador especializado en el ámbito rural de Castilla y León.

Finalmente, cabe recordar que la conexión que proporciona la empresa -de hasta 1.000 Mb- posibilita realizar con garantías actividades que hoy resultan habituales: teletrabajo, educación online, compras por Internet, citas médicas telemáticas o disfrutar de videojuegos, series y películas en remoto, entre otras.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí