El impacto de la soledad y su tremendo coste humano y económico preocupan especialmente a Cruz Roja

Hasta la fecha, Cruz Roja Española ha apoyado a 2.550.000 personas, y más del 30% de todas esas personas atendidas a través del Plan Cruz Roja Responde, lanzado el pasado mes de marzo, son mayores de 65 años. En la provincia de Zamora, este porcentaje es del 41%, bastante más alto que a nivel nacional y la mayoría (un 74%) han sido atenciones a mujeres. En total, han sido alrededor de 3600 personas mayores atendidas desde el comienzo de la pandemia.

Uno de los objetivos de Cruz Roja en su intervención con personas mayores durante estos meses de pandemia es el de tratar de reducir el aislamiento y la soledad, mejorando su autonomía. Para ello, se han llevado a cabo más de 75.000 acompañamientos por apoyo emocional, además de la entrega de material para su acceso a internet. En Zamora se han realizado unos 400 acompañamientos sociales y emocionales.

Por otra parte, Cruz Roja también ha realizado más de 200.000 llamadas en todo el territorio. Cruz Roja Española en Zamora ha efectuado más de 1500 atenciones telefónicas a personas mayores. Estas agendas o seguimientos son de dos tipos: de carácter social, para tranquilizarles, darles información básica y transmitirles el mensaje de que la organización sigue estando a su lado para lo que necesite, poniendo en práctica las medidas adicionales oportunas, y agendas de salud, con información en medidas de prevención sobre el coronavirus.

“El objetivo de las llamadas ha sido hacer sentir a las personas mayores que, a pesar de no poder verlas y no poder estar físicamente a su lado, seguíamos cerca. Las personas atendidas nos han manifestado que gracias a las llamadas se han sentido acompañadas, han mejorado su estado anímico y se han visto apoyadas en problemáticas sociales, económicas y sanitarias.” declara Luis Güete Tur, responsable del área de personas mayores de Cruz Roja Española en Zamora.

Estas atenciones telefónicas han sido realizadas por el personal técnico y el voluntariado, que se ha entregado al máximo con las personas mayores, para hacer frente y prevenir posibles situaciones de soledad, aislamiento o maltrato.

Frente al impacto de la soledad

Cruz Roja lleva más de treinta años desarrollando programas destinados a este sector de la población con el objetivo de mejorar su calidad de vida en su proceso de envejecimiento, reduciendo las desigualdades de género identificadas y en nuevas áreas que hasta ahora no eran tan evidentes como la soledad, falta de autonomía personal, deterioro cognitivo, abuso o negligencia, la pobreza, etc.

El impacto de la soledad y su tremendo coste humano y económico preocupan especialmente a Cruz Roja. Precisamente, uno de los compromisos que adoptó la organización en su última Asamblea General hace referencia a “contribuir a romper el aislamiento y la soledad de las personas en situación de vulnerabilidad”. Es importante entender dos cosas: no todas las personas que están solas experimentan soledad, y hay muchas personas que se sienten solas estando acompañadas.

La labor de Cruz Roja para reducir la soledad y el aislamiento social involuntario se lleva a cabo mejorando su bienestar emocional y restaurando sus conexiones sociales a través del voluntariado.

El plan Cruz Roja Responde constituye la mayor operación de la historia de Cruz Roja, en cuanto a movilización de recursos, capacidades y personas se refiere. Este plan cuenta con la financiación de la Junta de Castilla y León, administraciones locales, provinciales y el apoyo solidario de la ciudadanía, entidades y empresas de la comunidad.