Recuerda al Grupo Iberdrola que se aleja de su propósito corporativo y valores e incumple los Objetivos de Desarrollo Sostenible

La Junta Directiva de A.D.R.I. Palomares acordó en su última reunión apoyar las justas reivindicaciones que vienen realizando los municipios, empresarios y otras entidades de su ámbito de actuación por el enorme vaciado sufrido por el embalse de Ricobayo, remitiendo una reclamación formal a la empresa Iberdrola para la reparación y recuperación urgente de daños y perjuicios de todos los agentes públicos y privados afectados.

A.D.R.I. Palomares recuerda a Iberdrola que muchos municipios de su ámbito de actuación históricamente se han visto afectados por el embalse de Ricobayo, algunos desde la construcción del mismo, como Palacios del Pan, San Pedro de la Nave, etc. que tuvieron que ser trasladados por la anegación que producía la construcción del embalse, desapareciendo incluso algunas localidades.

En la misiva se denuncia que en menos de dos meses, se turbinó en la presa de Ricobayo casi la mitad de todo el agua de este embalse, perjudicando nuevamente a los municipios, sus empresario y habitantes, que han establecido parte de su vida en torno al embalse del Esla y han visto al inicio del verano decaer por completo la temporada, en su momento más álgido.

Se recuerda que la situación de desembalse continuo en estos meses ha impedido el baño, la pesca, los deportes acuáticos, el ocio en torno al embalse, con las consiguientes pérdidas de la hostelería y alojamientos de estos pueblos y de los del resto del área de influencia del embalse, en un momento, el verano, en el que tenían depositadas sus esperanzas para recuperar las pérdidas derivadas de la pandemia

A.D.R.I. Palomares recrimina al Grupo Iberdrola que esta actuación supone un alejamiento de su propósito corporativo y valores, por el que se declaran “Comprometidos con un modelo energético que prioriza el bienestar de las personas y la preservación del planeta”, olvidándose de cumplir con los Objetivos de Desarrollo Sostenible, principalmente el 6 y el 13, dejando sin suministro de agua potable a algunas poblaciones y alterando de forma repentina los ecosistemas que afectan a flora y fauna del entorno del embalse de Ricobayo.

La consecuencia de esta actuación de Iberdrola, según A.D.R.I. Palomares, es que una vez más los zamoranos se han sacrificado por el conjunto de España, por tanto, es de justicia que los municipios afectados, los negocios, las personas que esperaban el verano en estos pueblos, vean paliados los perjuicios sufridos.

Finalmente A.D.R.I. Palomares solicita a Iberdrola la reparación urgente de daños y perjuicios de todos los agentes públicos y privados afectados, así como inversión, satisfacción y aceptación de los proyectos propuestos por los distintos sectores damnificados para paliar la desatención, desinterés y desdén, la tónica dominante en 86 años de explotación de la concesionaria Iberdrola, antes Iberduero, sin perjuicio de las posibles denuncias ante el Ministerio de Transición Ecológica y Reto Demográfico, la Junta de Castilla y León y la Comisión Europea según los resultados de la auditoría Medio Ambiental sobre los efectos causados sobre el ecosistema, biodiversidad y hábitat de la cuenca del Embalse de Ricobayo.