Solicitan la intervención urgente del Ayuntamiento de Zamora para solución de este problema que afecta a los vecinos de la zona

A la altura del número 15 de la calle Obispo Nieto de Zamora existe una antigua nave que sobresale de la línea del resto de las edificaciones, provocando un cuello de botella que se ha visto ahora agravado ante la situación de ruina del inmueble, que ha tenido que ser apuntalado para evitar su desplome definitivo.

El planeamiento urbanístico plantea la obligatoriedad del retranqueo de esta nave para que se respete la línea de fachada, equiparándose con la del resto de la calle. Esto no solo no se ha llevado a cabo, sino que ahora debido al peligro de derrumbe, «la acera ha quedado cortada obligando a los viandantes a circular por el asfalto, eliminando las plazas de aparcamiento colindantes y sin ningún tipo de rebaje, con el consiguiente peligro para las personas con movilidad reducida, habiendo un gran número de personas mayores que utilizan esta acera con andadores o con carros de la compra, y que tienen grandes dificultades para descender hacia la calzada o subir el bordillo».

Añaden que «se trata de una situación que no es nueva, pues ya hace más de un mes que estas sujeciones se instalaron ocupando la acera, por lo que pedimos al Ayuntamiento de Zamora que se otorgue la máxima prioridad para solucionar este problema que afecta a los vecinos de la zona en su día a día, viendo como pasa el tiempo sin que nada se haga para solucionar el problema de forma definitiva».

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí