Aseguran que tras «30 años esperando el arreglo de una carretera declarada prioritaria, es el mejor ejemplo de abandono de esta provincia»

El 5 de febrero de 2022, «nos concentrábamos en la Plaza Mayor de Fuentelapeña más de 300 personas reclamando el arreglo integral de la carretera ZA-604, de titularidad de la Junta de Castilla y León, una carretera por la que los vecinos de la comarca zamorana de La Guareña llevan esperando más de 30 años».

Ahora Decide, que reclamar el inicio urgente de las obras de la ZA-604, recuerda que «cuando anunciábamos la convocatoria de protesta de esa concentración, la Delegada Territorial de la Junta llama a la prensa y se reúne con las tres alcaldesas de los pueblos afectados y con el Presidente de la Mancomunidad para decirles que no se preocupen, que todo está en marcha, que hay presupuesto, que es una concentración política y que pronto comenzarán las obras. Lo mismo que había ocurrido con el anterior Delegado Territorial de la Junta tres años antes después de otra denuncia también de Ahora Decide».

Afirman que «en esos tres años la carretera tenía más baches, se habían producido algunos accidentes más, algunos vecinos se habían salido de la carretera en los días con niebla o lluvia y hasta el bus escolar había tenido problemas con suerte para todos porque no pasó nada grave. En enero 2021, con motivo del Temporal Filomena, esta carretera estuvo cortada por condiciones meteorológicas adversas, no era la primera vez, y la Junta la declaró como carretera en riesgo rojo, por tanto a tener en cuenta para una inversión importante».

«El 14 de mayo de ese mismo año AHORA DECIDE convoca una nueva concentración para reclamar el arreglo integral de esa carretera y en los días previos nuevamente la Delegada Territorial de la Junta volvió a reunirse con los alcaldes para garantizar que se estaba remodelando el proyecto, que había presupuesto asegurado y que la licitación estaría en breve. La manifestación fue multitudinaria, pero las obras siguen sin comenzar», añaden.

Esta carretera se incluyó en el Plan de Carreteras de la Junta 2008-2020, el Plan acabó y «no se ha arreglado ni un metro de esta carretera».

En el 2017, el Delegado Territorial de la Junta ya anunciaba que la Junta «había declarado esa carretera como carretera prioritaria con necesidad de un arreglo integral, se han gastado más de 70.000 euros en bachearla y han conseguido que la bauticemos como la carretera de los mil baches».

Es la carretera que utilizan diariamente muchos vecinos de estos pueblos para acceder a sus trabajos, a todos los servicios de la capital, es la carretera que utiliza el 122 en muchas emergencias, es la carretera que utiliza el bus escolar, el cartero, el cura, el butanero, es la carretera que utilizan muchos vecinos de la comarca de Toro para conectar con la autovía de Salamanca, etc…. «es estrecha, no tiene pintura visible, no tiene arcenes, tiene una calzada irregular y tiene rectas de kilómetros en un sitio plano y por tanto de poca dificultad para su arreglo integral».

El 20 de marzo de 2023 la Consejera de Movilidad del nuevo Gobierno regional, en su visita a Zamora, se reunió con los alcaldes de Bóveda, Cañizal y Fuentelapeña y anunció que esta carretera se licitaría en abril y que las obras comenzarían en 2023 con una inversión de 6,3 millones de euros.

El partido denuncia que las obras no han comenzado, se han publicado las expropiaciones y algunas se han pagado pero, a pesar de que hay 1,9 millones de euros en el presupuesto de este año adjudicadas a esta carretera, nos tememos que las obras no van a comenzar y que, como ha ocurrido ya en dos ocasiones en años anteriores, el presupuesto vuele a otras provincias.

 

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí