A quince minutos del final empataba a 22 para terminar perdiendo de seis

Nadie se pensaba en el polideportivo municipal Fernando Argüelles de Antequera que el final del partido ante el BM Zamora iba a terminar siendo un plácido paseo para los jugadores locales. Desde el primer momento los jugadores pistacho, esta vez de morado con su segunda equipación, plantaron cara a los andaluces poniéndose incluso por delante.

Nunca fueron muy destacadas las ventajas, aunque el BM Zamora llegó a permitirse el lujo de irse por delante el marcador con un esperanzador 11 a 12.

Empezó la segunda parte con la misma igualdad en la cancha. A los ataques de los andaluces respondían con efectividad Cubillas, Aravena y Jaime, cada logró marcar cinco goles.

Todo parecía funcionar en el BM Zamora hasta que a falta de diez minutos al conjunto zamorano se le acabó la gasolina. El Antequera consciente de la importancia del momento metió una marcha más para poco a poco abrir brecha en el marcador.

Los de Margareto asistieron impotentes al despegue de un Antequera que no perdonó la falta de respuesta visitante hasta lograr un amplio 29 a 23 final,