Cartagena remontó la diferencia de nueve puntos, y ascendió en el Ángel Nieto a LEB Oro

Era una cita para la historia. El CB Zamora recibía en el partido de vuelta a Odilo Cartagena tras la victoria por nueve puntos en el partido de ida. El ambiente en la ciudad no sirvió para empujar a los suyos al ascenso, y en un fenómeno que muchos ya conocen como «zamoranada», al equipo de Saulo, simplemente, se le escapó ante un rival que fue mejor.

El cuadro de Saulo Hernández saltó a pista con Powell, Round, Buckingham, Kalinicenko y Pauskte en el duelo definitivo de la temporada. Y fue un quinteto inicial que salió enchufado, conscientes de lo que había en juego y de que la ventaja de la ida podía quedarse en anécdota en caso de no salir concentrados.

Powell y Kalinicenko empezaron siendo el más destacado del inicio del duelo en el que Odilo Cartagena pareció verse superado por el empuje de un C.B. Zamora que se lanzó desde el inicio al tiro de tres para tratar de distanciarse y hacer buena la ventaja de la ida. De hecho, en los primeros 8 minutos, los visitantes solo lograron 8 puntos, de los cuales seis llegaron desde el triple, por los 15 de un CB Zamora.

El guion cambió de manera radical en los los últimos dos minutos y medio de primer cuarto. El equipo zamorano arriesgó en exceso del tiro de tres, y la falta de anotación permitió que Cartagena, a través de Rogers y Beraza nivelasen el duelo y trajesen las primeras dudas a una tarde que hasta el momento estaba siendo impecable. Con un triple fallado por los murcianos, se escapó la primera ventaja visitante y se finalizó el primer cuarto en un 17-16.

El segundo cuarto trajo, ahora sí, la primera ventaja visitante, a merced de un triple de Jordá, rápidamente neutralizado por Buckingham, que escenificaba la igualdad que se estaba viendo sobre la pista. El paso de los minutos no le sentaron bien a un C.B. Zamora impreciso en ataque, visiblemente nervioso, y que vio como Odilo Cartagena empezó a acercarse. Saulo Hernández se vio obligado a pedir un tiempo muerto a falta de siete minutos con un 19-26 en el electrónico.

Tras el tiempo muerto, dos triples consecutivos, y un 3+1 de Kevin Buckingham volvieorn a poner por delante a un CB Zamora cuya ventaja no duró mucho. Otra vez las decisiones arbitrales, y la mano privilegiada de Rogers desde el triple volvieron a poner contra las cuerdas a los de Saulo, que consiguieron irse al descanso con la eliminatoria empatada (34-43).

En la segunda parte se rompió el partido. Los cartaganeros empezaron a anotar en prácticamente cada ataque, y el C.B. Zamora, desesperado, tanto por la anotación rival, como por algunas decisiones arbitrales, se empezó a desquiciar. Aún así, un 3+1 de Powell consiguió que todo volviese a su cauce, y mantener el margen de ventaja que daría el ascenso.

Sin embargo, en el último cuarto, el guion volvió a ser el mismo. Cartagena acertaba con todo y los blanquiazules volvían a mostrarse imprecisos en ataque y poco consistentes en ataque. En los últimos minutos el CB Zamora se entregó al máximo pero con la poca fortuna del resto del partido, dejando que poco a poco los visitantes ampliaran su ventaja hasta hacer inútil el esfuerzo de los hombres de Saulo Hernández que se vieron impotentes para remontar la ventaja visitante.

 

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí