De los 287 incidentes y 444 profesionales que sufrieron agresiones verbal o físicamente, entre enero y septiembre de 2020, se pasó a los 404 incidentes y 444 profesionales agredidos en 2021

CSIF lamenta el incremento de agresiones que la pandemia está provocando en la Sanidad de Castilla y León, y reclama tolerancia cero frente a la violencia física o verbal contra los sanitarios. Alerta sobre la deficiente gestión sanitaria, y pide más recursos humanos y medidas de protección para los profesionales del Sacyl.

Así lo denuncia la Central Sindical Independiente y de Funcionarios (CSIF), con motivo de la celebración -este sábado día 12- del Día Europeo contra las Agresiones en el Ámbito Sanitario. Recuerda que, en Castilla y León, de los 287 incidentes y 444 profesionales que sufrieron agresiones verbal o físicamente, entre enero y septiembre de 2020, se pasó a los 404 incidentes y 444 profesionales agredidos en 2021, en ese mismo periodo, según el último informe del Observatorio de Agresiones de Sacyl.

Los últimos datos oficiales de la Junta son del pasado 15 de diciembre de 2021, que recoge lo ocurrido hasta el 30 de septiembre; advirtiendo CSIF que la tendencia del incremento de agresiones se ha mantenido durante 2022. Una situación “de la que llevamos advirtiendo a la Consejería de Sanidad, desde los primeros brotes de la pandemia. Y eso que los profesionales tenían tal carga de trabajo que no tenían tiempo de denunciar, o que las visitas han estado restringidas e, incluso, en determinados periodos, los centros sanitarios han prohibido las visitas”, subraya CSIF, apuntando que “muchos incidentes son provocados por familiares”.

El tipo de agresión más frecuente sigue siendo la verbal/gestual, con un 81%, frente a la física. Pero esta cada vez es más frecuentes, y se ha incrementado un 30% en 2021, respecto al año anterior, conforme a los datos del Observatorio de la Junta.

Por primera vez, en Castilla y León se observa un mayor número de agresiones a profesionales de la Atención Primaria (225) que a los de la Especializada (218). “Muy posiblemente por el tremendo colapso vivido en la Primaria en 2021. No obstante, las agresiones han aumentado en ambos ámbitos”, señala la portavoz del sector de Sanidad de CSIF Castilla y León, María José San Román.

La mayor parte de las agresiones afectan al personal sanitario, fundamentalmente a profesionales de la medicina (162), y de la enfermería (161). El 83,8% de las agresiones afectan a trabajadoras. Por ello, CSIF denuncia que existe una clara influencia machista en las agresiones.

“La falta de igualdad de género también se ve reflejada en el ámbito sanitario”, lamenta María José San Román. “Es incomprensible que aumenten las agresiones, cuando los y las profesionales del ámbito sanitario han puesto su salud, incluso su vida, al servicio de los pacientes”, añade.

CAMPAÑA ‘CERO AGRESIONES. ¡BASTA YA!

Con motivo de la celebración del Día Europeo contra las Agresiones en el Ámbito Sanitario, CSIF lanza su campaña ‘CERO agresiones ¡Basta ya!’, para alertar del creciente problema. Los miles de contagios, el colapso de la Atención Primaria, el retraso en la atención de patologías no Covid, la presión hospitalaria y una mayor crispación social, han provocado un aumento en el número de agresiones al personal de la Sanidad, recalca este sindicato.

Las cifras confirman esta situación, y las denuncias por agresiones al personal de la Sanidad aumentaron en España durante 2021 un 14% respecto al año anterior, según los últimos datos del Ministerio de Interior.

El 48% de estas denuncias correspondieron a agresiones físicas, y el colectivo médico fue el que más interpuso (un 58% del total); seguido del de enfermería (27%) y del personal técnico (15%). Entre las causas, destacan la vuelta a la atención sanitaria presencial y la vigilancia del cumplimiento de las medidas higiénico sanitarias por el Covid-19.

La situación varía por comunidades autónomas, y hasta ahora solo se cuenta con los informes sobre agresiones comunicados por las comunidades de Castilla y León, Aragón, Cantabria, Andalucía y Comunidad Valenciana, todas ellas con más agresiones en 2021, sobre todo, en el caso de la Atención Primaria. CSIF exige que el Ministerio de Sanidad aporte el Informe de Agresiones a Profesionales del Sistema Nacional de Salud del año 2021, para contar con todos los datos.

Además, CSIF reclama, en el ámbito sanitario, “la implicación del Ministerio de Sanidad, Interior y Justicia. Exigimos una gestión eficaz, clave para erradicar estas actuaciones violentas, y para aportar mayor calidad asistencial”.

MEDIDAS RECLAMADAS

Entre las medidas que demanda, están una mejor planificación y organización sanitaria, con el aumento de plantillas. También se pide cambios normativos y administrativos para los agresores; campañas de concienciación; personal de seguridad en los centros de salud, dando prioridad a los más conflictivos; puesta en marcha del Botón SOS; planes efectivos contra las agresiones; o respaldo jurídico y apoyo psicológico a los profesionales agredidos y afectados.