Productos a cambio de un “like” o correos suplantando a empresas de paquetería son algunos de los engaños

Ante la previsión de un aumento de compras durante los próximos días con motivo del Black Friday y el Cyber Monday, los expertos de la Policía Nacional recuerdan pautas para no ser víctimas de estafas en las compras online o presenciales. Las redes sociales en ocasiones se han convertido en fuente de entrada para la difusión de estafas, los ciberdelincuentes las pueden utilizar para ofertar artículos llamativos que no existen o para redirigir a páginas fraudulentas.

Los expertos en fraudes y estafas cibernéticas de la Unidad Central de Ciberdelincuencia de la Policía Nacional avisan de que los ciberdelincuentes aprovechan estos eventos, en los que se incrementan las compras y transferencias virtuales, para intentar engañar a sus víctimas potenciales.

Para evitar los cargos fraudulentos, la suplantación de identidad, la reconducción a una página web falsa o la remisión masiva de mensajes con ofertas irreales, entre otras muchas estafas, los especialistas proponen estas pautas que sirven como protección en cualquier tipo de transacción.

Principales fraudes que amenazan el proceso de compra

Las principales estrategias que han seguido los ciberestafadores durante los últimos años, aprovechando el uso masivo de las tarjetas de crédito para realizar pagos y la normalización de las compras online, han sido diseñadas para conseguir su objetivo de engañar a los compradores durante sus transacciones. Para evitar ser víctima de estos fraudes la Policía Nacional ofrece algunas pautas:

▪ Cuidado con productos gratis a cambio de un like. Los ciberestafadores utilizan las redes sociales para publicitar artículos a cambio de un “me gusta”, reenviar a contactos o completar una encuesta.

▪ Otras veces los “cibermalos” utilizan las redes sociales o el correo electrónico para ofrecer promociones. Asegúrate de que es la marca oficial la que lo envía antes de hacer clic en un enlace o descargar archivos adjuntos.

▪ Correos suplantando a empresas de paquetería. Si durante la época de descuentos has realizado varias compras es posible que no te extrañe recibir un mail de una compañía de transporte informándote sobre el estado de tu envío. Ten cuidado al clicar en los enlaces, pueden codificar los archivos del dispositivo desde el que se accede y pedir dinero a cambio de la decodificación. Abre solo correos electrónicos fiables, fíjate en el remitente.

▪ Cuando entres en páginas web que contengan ofertas fíjate en cómo está escrita la dirección web para no ser víctima de “typosquatting”. Es decir, un usuario acaba en una página web que no es la que estaba buscando por el hecho de teclear mal por error la URL en su navegador. Los cibercriminales a menudo aprovechan esta situación para llevar al usuario a una página web maliciosa al reservar dominios similares a los legítimos. Por ello hay que tener mucha precaución a la hora de escribir un dominio web y verificar que los caracteres introducidos sean correctos y estén en el orden adecuado. En muchas ocasiones el “typosquatting” tiene alteraciones sutiles como una letra faltante u otra que esté de más.

▪ Si algo es demasiado bueno para ser verdad, tal vez no lo sea. Los ciberdelincuentes suplantan a marcas muy conocidas y publicitan artículos a un precio muy por debajo de la media del mercado. Por lo tanto, observa la ortografía, el contenido de la web, comentarios,…

▪ Es muy importante tener un antivirus actualizado que proteja tanto al teléfono como el ordenador. Generalmente este tipo de software es capaz de reconocer directorios web o archivos que puedan comprometer la integridad de los equipos.

▪ Preferiblemente accede a las web o aplicaciones a través de las páginas oficiales o motores de búsqueda de preferencia. Es importante evitar emplear enlaces facilitados en blogs o artículos publicitarios, ya que estos pueden constituir canales directos para llegar a los sitios engañosos.

▪ Antes de hacer una transacción fíjate que la página sea segura, comprobando que la dirección empiece por “https” y tenga certificado de seguridad y sello de confianza. Desconfía si la página no tiene aviso legal con información sobre la empresa, condiciones de venta, devoluciones y reclamaciones, entre otras cosas.

▪ Presta atención al aspecto de la página web, que su diseño sea homogéneo, las imágenes tengan calidad y todas las secciones estén completas y bien redactadas.

Precaución a la hora de hacer pagos a través de aplicaciones de pago

▪ Para poder operar con seguridad desde tu smartphone debes de habilitar todas las medidas de seguridad como el desbloqueo biométrico (escaneo facial, escaneo de retina, escaneo de huellas dactilares) o el patrón de bloqueo. Así será difícil que puedan acceder a tu teléfono o usar las aplicaciones de pago, ya que estas requieren que el usuario verifique su identidad cada vez que desee acceder a ellas, realizar una transacción o comprar algo.

▪ La mayoría de las aplicaciones de pago también permiten activar funciones de seguridad adicionales, como el doble factor de autenticación.. Puedes activar las notificaciones cada vez que se realiza una transacción o pago. De esta manera, si se produce una actividad sospechosa recibirás una alerta casi en tiempo real.