Asegura que «el Gobierno de España pondrá en marcha medidas de apoyo a los ayuntamientos para que tengan más recursos y margen presupuestario»

Tras el anuncio de la ministra de Hacienda, Mª Jesús Montero, de que el Gobierno aprobará un nuevo real decreto ley en el que se permitirá a los ayuntamientos disponer de hasta 3.000 millones de euros, el secretario general del PSOE de Zamora, Antidio Fagúndez, ha sido tajante en su afirmación: «El PSOE siempre estará al lado de los Ayuntamientos. El municipalismo es una de nuestras señas de identidad».

Tal y como ha señalado Fagúndez «el PSOE tiene como objetivo ayudar a los ayuntamientos a resolver sus problemas financieros y tomar medidas que les hagan disponer de mayores recursos y más flexibilidad presupuestaria para atender a las necesidades de los ciudadanos».

«Que todas las administraciones puedan contribuir a la reconstrucción económica y social del país y a que ningún ciudadano o ciudadana se quede atrás, debería ser un objetivo compartido por todos los partidos» añade.

El Secretario General del PSOE de Zamora ha subrayado que «con ese objetivo, el Gobierno de España negoció con la FEMP y los grupos parlamentarios un Real Decreto-Ley (RDL) que contemplaba medidas por un importe superior a los 6.000 millones de euros y que gozaba en su mayor de parte de un amplio consenso. Sin embargo, el objetivo principal del RDL, que consistía en articular por primera vez una solución que permitiera a los ayuntamientos movilizar sus remanentes de tesorería no contó con el apoyo de la mayoría del Congreso de los Diputados».

Para el líder de los socialistas zamoranos «mientras que el PP se limitó a felicitarse de que los ayuntamientos se quedaran sin la posibilidad de usar sus remanentes sin ofrecer ninguna alternativa, el Gobierno de España no ha dejado pasar ni cuatro días para poner sobre la mesa de nuevo medidas urgentes para no dejar en la estacada a los ayuntamientos ya a su vecinos y vecinas».

«Se constata así que mientras el PP tan sólo buscaba vencer en una votación en el Congreso de los Diputados, aunque eso implicara tomar como rehenes a los ayuntamientos, el PSOE está dispuesto a aprobar aquellas medidas sobre las que sí existe un acuerdo amplio con los grupos políticos» añade.

En línea con lo expresado por la Ministra de Hacienda y Portavoz del Gobierno, Mª Jesús Montero, el Secretario General del PSOE ha destacado que «el que se apruebe este RDL no significa que se renuncie a que los ayuntamientos hagan uso de sus remanentes. La propuesta que realizó el Gobierno, a pesar de contar con el acuerdo de la FEMP, no contó con el apoyo necesario en el Congreso de los Diputados. Es el momento ahora escuchar y analizar propuestas alternativas que puedan plantear los partidos políticos o los propios ayuntamientos».

El PSOE considera que a través de un diálogo sincero y transversal será posible encontrar una solución óptima que atienda a las reclamaciones y necesidades de los ayuntamientos y permita que los remanentes que hoy generan costes e intereses para los consistorios se puedan poner al servicio de la recuperación. «Confiamos en la responsabilidad de todos para sacar adelante las medidas de este RDL y también para encontrar una solución al uso de los remanentes, puesto que ello redundará en beneficio de la ciudadanía» añade Fagúndez.

El nuevo Real Decreto incluirá medidas urgentes e imprescindibles para los Ayuntamientos

Antidio Fagúndez ha informado sobre la aprobación de  un nuevo RDL que «incluirá las medidas que son más urgentes e imprescindibles para que los ayuntamientos puedan ofrecer servicios de calidad a los ciudadanos. El impacto de dicho RDL supera los 3.000 millones para que los municipios tengan más recursos y margen presupuestario».

El PSOE de Zamora ha destacado las  medidas que aprobará el Gobierno, entre otras, suspender la regla de gasto para el año 2020, Prorrogar para 2020 el posible destino del superávit de 2019 para financiar inversiones financieramente sostenibles, cuyo impacto alcanza los 987 millones o permitir concluir en 2021 los proyectos de inversiones financieramente sostenibles iniciado en 2019 y que se estén financiando con superávit de 2018. El impacto potencial podría alcanzar hasta los 621 millones de euros.

El Gobierno también habilitará la posible utilización del superávit de 2019 para financiar gasto en 2020, siempre que se cierre este ejercicio en equilibrio presupuestario.

El Secretario General del PSOE de Zamora destaca que además las entidades locales con problemas financieros podrán pagar sus deudas con la Agencia Tributaria y la Seguridad Social con recursos del Fondo de Ordenación y se permitirá también que las entidades locales cancelen sus deudas del Fondo para la Financiación de los Pagos a Proveedores acudiendo a préstamos con entidades de crédito. Esta medida permitirá que muchos ayuntamientos pongan fin a sus planes de ajuste. Para las entidades que tengan problemas de solvencia se posibilita la consolidación de deuda plazo en deuda a largo plazo para aligerar las tensiones de tesorería.

También se establecerán las normas esenciales para el cálculo de la liquidación definitiva de la participación en tributos del Estado de 2018, lo que supone para los ayuntamientos 634 millones y se instrumentarán los suplementos de crédito necesarios para atender las entregas a cuenta de la participación de las entidades locales en tributos del Estado para fin de ejercicio. Hay que recordar que estos importes se han calculado sin tener en cuenta el impacto de la pandemia sobre las cuentas públicas. Las entregas a cuenta han aumentado en 821,9 millones de euros en 2020.

Añade Fagúndez que «el Gobierno prevé también que las Diputaciones Provinciales y entidades equivalentes puedan salir en ayuda de los municipios con problemas. Así, podrán formalizar préstamos con estas entidades locales y, además, destinar el superávit de 2019 a transferencias corrientes en favor de los municipios con problemas. Además se establecerá un procedimiento de tramitación urgente de modificaciones de créditos para entidades locales para atender gastos extraordinarios y urgentes relacionados con la crisis económica y sanitaria.