Dos años después del estallido de la pandemia, la asociación recupera su ya tradicional carrera, uno de los eventos deportivos más esperados de la comarca

La Asociación Cultural Argusino Vive retoma su actividad tras dos duros años marcados por la pandemia de la mano de una de sus actividades más consolidadas. La carrera popular “Argusino Vive” celebra su cuarta edición con los tradicionales recorridos de 6 y 10 kilómetros por los alrededores de la ermita y dentro de lo que era el antiguo término municipal.

La carrera, que también contará con una modalidad para andarines de 6 kilómetros de recorrido, se realizará como viene siendo tradición el día antes de la celebración de la romería de la Santa Cruz (el primer domingo de mayo) y que recae en 30 de abril a partir de las 17:30 horas.

La competición se desarrollará sobre un circuito completamente de tierra, será una única vuelta y compartirán parte del recorrido las dos distancias, tanto de corredores como la opción de senderismo con salida y punto de meta en la explanada de la ermita, a la orilla del embalse de Almendra.

Las inscripciones ya están abiertas en la web de smartchip.es por una cuota de cinco euros que dará derecho al dorsal, camiseta y avituallamiento, además de una pequeña merienda al finalizar la prueba. Las inscripciones se cerrarán el próximo 25 de abril, si bien se dará la opción de apuntarse una hora antes del inicio de la carrera en el lugar de encuentro.

Los dorsales se recogerán el día de la prueba desde las 16:00 hasta las 17:00 en las mesas destinadas al efecto en las inmediaciones de la ermita de Argusino. Al tiempo, la carrera se completará con pruebas infantiles al término de la cita para tratar de fomentar el deporte y la participación de los más pequeños, especialmente implicados con la causa de la asociación que da nombre al desaparecido pueblo sayagués.

La asociación retoma de esta forma su habitual calendario de actos tras dos años complicados en los que la evolución de la pandemia obligaba a extremar las medidas de prevención y ante lo cual se apostó por la cautela y la consecuente cancelación de todos y cada uno de los actos que se iban programando, incluido el concierto solidario previsto para las Navidades de 2021 en la iglesia de Santa Marina en Villar del Buey.