La concejala de Fondos Europeos y Urbanismo explica que la intervención mejorará un entorno degradado de más de 50.000 metros cuadrados, que servirá para conectar “biológicamente” Valorio y el río Duero

El antiguo vertedero de Zamora, ubicado entre el arroyo, la ermita de Valderrey y el Polígono de La Hiniesta, centra la primera actuación del proyecto europeo Renaturaliza, que supondrá la transformación de un espacio de 50.640 metros cuadrados con la plantación de 520 árboles y 32 arbustos y la creación de tres charcas. Esta primera intervención, que comenzó este jueves, fue dada a conocer por la concejal de Fondos Europeos, Urbanismo, Transformación Digital y Prensa, Ana Belén González, acompañada por el coordinador de “Renaturaliza”, José Antonio Alonso.

La responsable municipal explicó que la actuación que inicia la renaturalización de la ciudad se desarrollará en una zona delimitada del antiguo vertedero, donde se ha hallado un abrevadero abandonado, reflejo de su anterior uso ganadero, lo que viene a confirmar también la posible existencia de manantiales que nutrían ese arroyo.  Durante su intervención, Ana Belén González subrayó los cinco objetivos que se persiguen con esta acción: llevar a cabo la renaturalización ecológica de un entorno degradado; conectar biológicamente los dos grandes núcleos de biodiversidad de la ciudad, como son Valorio y el Duero, con el arroyo de Valderrey como nexo conector; aumentar la capacidad de absorción de CO2; disponer de un nuevo espacio de esparcimiento y ocio que dé continuidad al Bosque de Valorio, y por último, iniciar la creación de un “anillo verde”, al que se unirá la cañada real que discurre paralela a la carretera de La Hiniesta, otras de las actuaciones que se incluye en el proyecto.

En esos más de 50.600 metros cuadrados se plantarán 520 árboles y 32 arbustos, fresnos y olmos, en la zona del valle; pinos piñoneros, enebros, encinas y almendros, en el espacio que ocupa el antiguo vertedero. Además, se crearán tres charcas, una de 100 metros, y las otras dos de 50 metros cada una, con el objetivo de “recuperar” los anfibios.  Asimismo, se instalarán mesas de madera en la zona más alta para poder disfrutar del valor del paisaje. El importe de esta primera intervención, que comenzó ayer con la limpieza de la zona y cuyo plazo de ejecución es de un mes, es de casi 29.000 euros.

En cuanto a la creación de un microbosque en los Jardines de Valderrey, entre las calles Olleros y Valderrey, con frutales, arbustivas y mesas de madera, la edil de Fondos Europeos explicó que la obra, ya adjudicada, está pendiente del acta de replanteo. Esta actuación se complementará con el desarrollo de infraestructuras similares en otras parcelas municipales que ya se están seleccionando. El proyecto incluye también la renaturalización de 400 alcorques, trabajos que llevará a cabo la Fundación Personas.

El proyecto Renaturaliza, que comprende un total de 22 actuaciones directas, persigue la renaturalización de diferentes zonas de la ciudad, contribuyendo de este modo al compromiso de reducción de emisiones establecido en el Plan de Acción por el Clima y la Energía Sostenible que suscribieron todos los grupos políticos en febrero de 2022. Junto al objetivo de reducción de la huella de carbono de la ciudad, el proyecto persigue además crear entornos más resilientes frente a los efectos del cambio climático, a través de la potenciación de la biodiversidad y la introducción de especies vegetales autóctonas, así como la ampliación y potenciación de los servicios ecosistémicos que la infraestructura verde proporciona a los vecinos y vecinas de Zamora.

 

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí