El objetivo del Ayuntamiento de Zamora es ampliar “siempre desde el consenso” nuevos espacios en los que el peatón se protagonista

Arranca este miércoles la Semana Europa de la Movilidad con una exposición en la Alhóndiga centrada en la bicicleta como medio de transporte ideal en la ciudad y como alternativa perfecta al coche.

Una muestra que trata de incidir en la necesidad de devolver a los peatones las calles de las grandes urbes en detrimento de los vehículos. Una idea por la que según ha explicado esta mañana el alcalde de la capital, Francisco Guarido, también apuesta el equipo de gobierno, que va a probar este año a peatonalizar el entorno de La Marina y Alfonso IX para incidir en este mensaje de reducir el predominio que los coches tienen sobre los peatones. Una peatonalización que según Guarido no es más que un “ensayo” de cara a lo que se persigue en el futuro a medio plazo que no es otra cosa que seguir limitando el tráfico en las calles del centro de la ciudad.

Un proceso de peatonalización que Guarido señaló, debe hacerse siempre desde el “consenso” y sin “buscar polémicas” con ningún colectivo.

En este mismo sentido se manifestó el subdelegado del Gobierno, para quien carece de sentido la utilización del coche a todas horas en una ciudad como Zamora. Hay que incidir en la “concienciación” de la sociedad para que abandone el coche y se decante por la bicicleta o el transporte público, aseguró.