Comienzan este lunes con una inversión cercana a 600.000 euros y la carretera estará cortada en el tramo de actuación por un periodo aproximado de 3 meses

La Diputación de Zamora cerrará al tráfico la carretera ZA-P-2223 que comunica la capital zamorana con Almaraz de Duero este lunes, 15 de abril, por un periodo aproximado de 3 meses con motivo del comienzo de las obras de reparación y mejora que se ejecutarán en el tramo de cuatro kilómetros comprendido entre los puntos kilométricos 8+450 y 12+470, que contará con un presupuesto de alrededor de 600.000 euros.

Durante el periodo de realización de los trabajos, los vecinos podrán llegar al pueblo de manera alternativa por los accesos establecidos desde la carretera N-122

La carretera actual presenta una sección variable entre 3,80 y 5 metros de anchura en algunas zonas. El firme está compuesto por un riego asfáltico con un estado envejecido, cuenta con cunetas en el margen correspondiente al desmonte, aunque en varias zonas ésta apenas tiene sección hidráulica, por lo que esta será una de las unidades a realizar en el arreglo del tramo.

La actuación principal consiste en conseguir un ancho de calzada uniforme de entre 4,8 y 5 metros en todo este tramo, y el posterior extendido de dos capas de mezcla bituminosa en caliente, así como la señalización horizontal, vertical y el balizamiento posterior.

En algunas zonas más salientes del desmonte se realizará un reperfilado del talud mediante excavación en roca con martillo hidráulico.

Además, se reperfilará la cuneta interior, mediante excavación en roca y posterior hormigonado de una cuña de hormigón que se rematará con un pequeño cazo de hormigón en las zonas más estrechas, de manera que se consiga una ampliación de la calzada por ese margen, dada la dificultad de conseguirlo por el lado del terraplén.

En el lado exterior, en aquellas zonas donde sea posible se desplazará la barrera de seguridad hacia el exterior, y se ampliará la calzada para conseguir un ancho uniforme mediante la ejecución de una cuña de hormigón.

Una vez ampliada la plataforma y debido a las deformaciones del firme actual se extenderá una capa de mezcla bituminosa de regularización y otra de rodadura.

Se ampliarán varias obras de drenaje que actualmente tienen una sección muy justa para el ancho que se pretende conseguir.

Sobre el arroyo de Valdelasierpe (o Valtravieso) existe una obra de drenaje existente sobre el que hay construido un muro de contención de tierras que se encuentra en buen estado de conservación salvo el último metro del mismo, que está retranqueado hacia el interior y en estado semiderruido. Se retirarán los elementos existentes del último tramo de muro dañados y demolidos, se instalará una barrera de seguridad de hormigón y se conducirán las aguas al arroyo de manera controlada.

En algunas zonas se está produciendo filtración de agua hacia la plataforma de la carretera, que provoca el deterioro e incrementa la inestabilidad del terraplén. Estas zonas se sanearán, se hormigonará y se recogerán las aguas de drenaje de manera controlada.

Una vez realizadas estas actuaciones se revisará la señalización genérica de limitación de velocidad, longitud y tonelaje existente al inicio de la carretera.

Fuera de este tramo, también mediante el contrato de conservación, se realizarán mejoras puntuales en algunas zonas, como son el saneo de cunetas, desrame de árboles y barrera de seguridad.

TRAMO ALMARAZ-VILLASECO

Por otro lado, la Diputación está ejecutando actualmente las obras correspondientes al Proyecto de Acondicionamiento y Refuerzo del firme de la carretera ZA-P-2223 en el tramo de 4,94 kilómetros que va desde Almaraz de Duero a Villaseco del Pan con un presupuesto de adjudicación de 748.492 euros.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí