La prueba zamorana se muda al mes de enero, y celebrará su carrera por etapas los días 22 y 23 del primer mes del año

Arribes Ocultos celebrará los días 22 y 23 de enero su cuarta edición. La carrera de trail running por etapas iniciará el calendario de este deporte en España con una doble prueba, que desarrollará una contrarreloj nocturna en la jornada del sábado y la etapa reina el domingo.

Una de las principales novedades de la nueva edición es que la carrera, cuyo epicentro está en Fermoselle (Zamora), deja la primavera y se muda al mes de enero para poder desarrollar las expectativas de la prueba a nivel de recorridos y preservar el ecosistema del Parque Natural Arribes del Duero.

El cambio de fecha permitirá que la organización de Arribes Ocultos, liderada por MounTime, puede incluir en los recorridos de la carrera los sitios más espectaculares de los cañones naturales del río Tormes -como la ruta del Cordero-; o de los cañones del Duero -con las llamadas rutas del Piélago y del Arroyo del Estambuez-.

Todas estas zonas habían estado vetadas durante las tres primeras ediciones, debido a la cría de las fauna, y en enero se abrirá a los participantes de una prueba que cuenta con el apoyo de la Diputación de Zamora, Caja Rural, Ruta del Vino de Arribes, y los ayuntamientos de Fermoselle y de Villar del Buey.

Las inscripciones para el evento, que ya están en marcha en www.arribesocultos.es, ya superan las 400 con apenas plazas libres para las carreras de una única jornada, como son el  Gran Premio Ruta del Vino de Arribes y Gran Premio Caja Rural.

 

Renovación de trazados también el sábado

Arribes Ocultos vivirá una renovación con el cambio de fecha, tanto en la jornada del domingo como en la contrarreloj nocturna del sábado.

La cita de Pinilla de Fermoselle alcanzará los cinco kilómetros en la noche sabatina. Recuperará un camino tradicional franqueado por bancales con paredes de piedra interminables que dotarán a la prueba de un tinte épico.

La senda que se va a recuperar llegará hasta la Peña Grande, con unas vistas impresionantes de los Arribes, rodeando esta cima y ascendiendo hasta el mismísimo Mirador del Cura.

La jornada del domingo presentará dos recorridos, con la modalidad ‘Arribes Experience’ y ‘Arribes Starter’. Ambas incluyen la contrarreloj nocturna del sábado y suman una carrera el domingo de 24 kilómetros -en el caso de la Experience-; y de 10 -en el caso de la Starter-.

La idiosincrasia de la prueba zamorana, con modalidades para todos los públicos y niveles, incluida una ruta de senderismo el domingo, la ha convertido en una de las carreras con más participación femenina en el trail running. De esta manera, en 2021 las corredoras significaron casi el 30% del total de todos los participantes.