El alcalde de Zamora, Francisco Guarido, ha rechazado las críticas realizadas por los concejales del PP sobre el retraso en las obras para convertir el Banco de España en el nuevo cuartel de la Policía Local

Asegura Guarido a través de un comunicado que el contrato con la empresa adjudicataria se firmó el pasado 15 de junio y no en mayo como han dicho los populares en la rueda de Prensa de esta mañana.

Además, añade, “en días pasados la empresa ha comunicado al Ayuntamiento que entiende que existen unas deficiencias en el proyecto y que en estos momentos el director de la obra está valorando”. En el Ayuntamiento, apunta, se está esperando al “regreso vacacional de algunos funcionarios para poder zanjar la cuestión”.

La baja ofertada por la adjudicataria es del 13,5%, un porcentaje que, según Guarido, “no puede calificarse en absoluto como temeraria”.

La anterior adjudicataria que abandonó la obra si estaba en baja temeraria, pero tenía todos los informes a favor, según señala el alcalde. En este sentido, recuerda que se les incautó la fianza y se le impusieron diversas multas por parte del Ayuntamiento, por valor de más de 60.000 euros, todo ello confirmado por los Juzgados de Zamora y por el Tribunal Superior de Justicia de Castilla y León.

Guarido reconoce que se está pagando una renta por el alquiler del edificio del Banco de España, pero traslada la responsabilidad de ese acuerdo al PP. “Fue la acordada por el Partido Popular en el Ayuntamiento y en el Gobierno de España. En otras capitales edificios del Banco de España se cedieron de manera gratuita”.