El subdelegado del Gobierno asegura que los importante es que ya “hay dinero para empezar las obras” para desdoblar la nacional

El subdelegado del Gobierno, Ángel Blanco, ha asegurado este jueves que los PGE de 2022 suponen un “antes y un después” para Zamora dado que reflejan partida importantes para dos proyectos básicos para la provincia como son la recuperación de Montelarreina y el desdoblamiento de la N-122 hasta la frontera.

Con respecto al campamento militar, para el que se han anunciado 20 millones de un proyecto cuyo coste se acerca a los 85, Blanco ha restado importancia a que en los avances presupuestarios para los próximos años no aparezcan partidas destinadas al campamento militar. Los 20 millones anunciados por Sánchez el pasado fin de semana son a juicio del subdelegado “suficiente dinero” para empezar rápidamente con la recuperación de Montelarreina. Un proyecto que supone una “inyección de optimismo” para Zamora y que se verá refrenado en los próximos años con nuevas partidas presupuestarias que completen esos 85 millones previstos inicialmente.

Con respecto al desdoblamiento de la N-122, Blanco ha señalado que lo importantes “es que se van a poder empezar las obras” en los tramos más cercanos a la frontera con Portugal, en especial, en la variante de Alcañices, el punto hoy por hoy más conflictivo de la ruta.

El subdelegado del Gobierno no ha dado mayor importancia a que solo se hayan presupuestado cuatro millones en un proyecto que está valorado en más de 300. Ha señalado que el Gobierno está acelerando al máximo todos los trámites administrativos previos al comienzo de las obras y que la intención del Ministerio es no dejar caducar los informes de declaración ambiental preparados, algo que no hizo en el pasado el Gobierno del PP.

En cualquier caso, el subdelegado ha valorado los PGE recién presentados como los presupuestos de la “recuperación justa”, con un claro contenido social y con una especial atención a los jóvenes.