Los pistacho logran la victoria frente al Esplugues por 26 a 25

Con un Ángel Nieto lleno de aficionados que han respondido a la llamada del club pistacho, el Balonmano Zamora Enamora disputaba este sábado uno de sus partidos decisivos de la temporada. Los zamoranos recibían a Finistrelles SC Handbol Esplugues, un conjunto ya descendido, con el objetivo de lograr la permanencia en la División de Honor Plata.

El partido más importante de la temporada ante el que el BM Zamora pedía el apoyo de su afición para lograr la salvación en el último choque que disputan en casa.

Con confianza y concentrados, los zamoranos saltaban a la pista para enfrentarse al Esplugues. Una primera parte muy reñida en la que lograban ponerse con una ligera ventaja de 14 a 12 al llegar al descanso.

Tras el paso por vestuarios, los de Iván López lograba mantener cierta distancia aunque los visitantes no cejaban en su empeño de llevarse el duelo. El BM Zamora, siempre por delante en los últimos minutos, conseguía aventajarse en los últimos cuatro minutos por 26 a 22 para levantar al Ángel Nieto que ha sufrido hasta el último minuto. Unos últimos segundos de infartos en los que el Esplugues les puso las cosas muy complicadas al conjunto zamorano que finalmente ganó el partido por 26 a 25. Una victoria muy celebrada por los pistacho con la que logran su objetivo: mantener la permanencia en la División de Honor Plata.