El obispo participa en el acto reivindicativo celebrado en la Marina en el día de las personas sin techo

Miembros de la Casa Betania de la capital zamorana, que en el último año ha acogido a 350 personas sin hogar, han reclamado este jueves en la plaza de La Marina facilidades para acceder al mercado laboral y más viviendas para poder independizarse.

Dos de los usuarios del centro, que han participado en la concentración de este jueves, han puesto de manifiesto las dificultades para conseguir un trabajo, «sin formación y sin experiencia», en muchas ocasiones, pero también para encontrar una vivienda «en condiciones».

De la misma forma, han reclamado a los médicos que sean conscientes y sensibles ante la «atención especial» que requieren algunos de ellos porque los problemas de salud les hacen «especialmente vulnerables».

La ayuda que se necesita «no es solo económica», ya que algunos de ellos, aunque tienen ingresos, o no son suficientes o necesitan apoyo para poder administrarlos.

El Obispo de Zamora, Fernando Valera, ha participado en el acto para poner de manifiesto la colaboración de la Diócesis con la Casa Betania de la capital. Aunque reconoció que «siempre se está quedando pequeña», seguirán colaborando con Cáritas para hacer frente a las necesidades que vayan surgiendo.