Constata el lastre que supone para las familias vulnerables el precio de los pisos y las dificultades para acceder a una vivienda privada

Cáritas ha vuelto a reclamar este jueves a las administraciones que faciliten el acceso a vivienda pública y social para que los pagos de hipotecas y alquileres, cuando se pueden realizar, no sean un lastre para las familias más vulnerables. En la presentación de la memoria de actividades del año 2023, el delegado de Cáritas en Zamora, Antonio Jesús Martín de Lera, señaló que las viviendas sociales son claramente insuficientes y los requisitos para acceder a una vivienda privada en alquiler hacen inviable que puedan ser accesibles para una parte importante de la población.

“El problema de la vivienda, lo estamos viendo, es muy importante, y lo va a ser cada vez más”, explica.

Entre los datos facilitados por Cáritas figura también el incremento de usuarios del comedor de la Casa Betania, con una media diaria de entre 75 y 80 personas a las que se da de comer en los diferentes turnos, lo que supone un aumento de 50 personas. Son, explica, “mayoritariamente hombres solos, aunque también van aumentando las mujeres, y gente con ingresos mínimo de 430 euros que, o bien los dedican a vivienda y no les quedan recursos para comer o no tienen la capacidad para hacerse la comida”. También acuden familias, aunque en estos casos en los que hay menores implicados, suelen llevar los alimentos para tomarlos en casa.

Martín de Lera señala que desde la recesión del año 2008 se han ido sucediendo las crisis y “no hemos conseguido levantar cabeza como sociedad desde entonces, pasamos de una crisis a otra y los más vulnerables son los que peor resisten”.

La labor que Cáritas ha desarrollado a lo largo de 2003 ha supuesto una inversión de recursos de 11,5 millones de euros. Ha permitido ofrecer formación para el empleo a más de 800 personas, mejorar las competencias digitales de otras 127, incrementar los puntos de recogida de ropa usada, organizar cursos de energías renovables para jóvenes y colaborar en las campañas de emergencia puestas en marcha por el terremoto de septiembre en Marruecos o las guerras de Ucrania e Israel.

Afortunadamente, añade, en este año se ha conseguido recuperar la implicación del voluntariado que se perdió durante la pandemia y se ha contado con 300 personas, lo que supone 59 más que el año pasado.

De cara a 2024 Cáritas se centrará en la infancia para seguir impartiendo cursos formativos de digitalización, con la previsión de atender a un centenar de menores de entre 9 y 17 años.

El obispo de Zamora, Fernando Valera, ha reconocido de forma expresa la labor que realiza Cáritas que, en esta Navidad pone en marcha una campaña bajo el lema ‘Esta Navidad tú tienes mucho que ver’.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí