El jugador rojiblanco asegura que en la plantilla hay “euforia cero” tras la victoria ante Coruxo

Carlos Ramos ha atendido este jueves a los medios de comunicación en la sala de prensa del Ruta de la Plata para hacer su valoración de cara al segundo partido de liga que enfrentará al Zamora CF contra el CD Guijuelo. Un partido que la plantilla rojiblanca jugará en casa pero a puerta cerrada por sanción federativa de la temporada pasada que, debido al parón por la pandemia generada por el Covid-19, el club no pudo cumplir.

De cara al enfrentamiento contra los salmantinos, Ramos asegura que tras la victoria frente al Coruxo FC «hay euforia cero» en el vestuario. “El partido del Coruxo son tres puntos importantes en una liga tan corta, pero sabemos que haciendo lo que hicimos en Coruxo no nos va a servir para ganar ni para puntuar. Así que corregir errores e intentar remediarlos para que el Guijuelo no nos haga mucho daño aquí en casa”.

El segundo capitán del conjunto zamorano asegura que de cara al domingo “nuestro nivel va a ser fuerte. En una liga tan corta, cualquier equipo va a ser fuerte en este grupo en el que todos los equipos son duros. El Guijuelo lleva muchos años en Segunda B y este año no va a ser menos. Creo que tiene una plantilla muy completa, mucha experiencia, buenos jugadores y nos lo van a poner muy difícil seguro, no cabe duda”. De ahí que Ramos declare: “Vamos a intentar contrarrestarlo, estar más cerca de nuestro mejor nivel y ponerle las cosas difíciles aquí en el Ruta”.

Respecto a jugar sin público, Ramos afirma que “por desgracia estamos un poco acostumbrados a jugar a puerta cerrada o con poca gente por la pandemia, pero sí que nos hubiera gustado con nuestra afición. Pero seguro que los sentimos cerca gracias a Footters y a las redes sociales”.