El consejero de Sanidad considera que la comunidad cuenta con planes invernales para hacer frente al aumento de enfermedades respiratorias

Castilla y León no implantará el uso obligatorio de mascarillas en los centros sanitarios ante el incremento de casos de enfermedades respiratorias que se viene registrando en las últimas semanas. Es la postura que ha defendido el consejero de Sanidad, Alejandro Vázquez, en el Consejo Interterritorial de Salud, contraria a la que han asumido desde la semana pasada otras autonomías como Cataluña o Valencia.

De esta manera, el uso de la mascarilla será en Castilla y León una recomendación para los enfermos que acudan a  un centro sanitario o una farmacia, una recomendación que se extiende también a los trabajadores de esos espacios.  Es la misma postura que ha adoptado la comunidad de Madrid.

El consejero de Sanidad señala que el uso de la mascarilla no es un elemento que garantice que se puede modificar la transmisión de las enfermedades respiratorias sino que sirve para proteger a la población vulnerable.  Recuerda, además, que  la comunidad cuenta con planes invernales de contingencia en los que se incluyen recomendaciones que van variando en función de la situación epidemiológica que se vive en la región y que el uso de la mascarilla ya que habitual entre profesionales y usuarios.

Las comunidades autónomas tienen 48 horas para presentar alegaciones a la documentación entregada hoy en el Consejo Interterritorial del Sistema Nacional de Salud. Después la decisión quedará en manos del Ministerio de Sanidad.

Alejandro Vázquez criticó la convocatoria de ese consejo y aseguró que la incidencia de la gripe es similar a la de otros años y no existe un “colapso” del sistema sanitario a pesar de que ha coincidido con un repunte de los casos de covid y del virus respiratorio sincitial.

La directora general de Asistencia Sanitaria, Silvia Fernández, señala que el sistema sanitario de Castilla y León tiene margen suficiente para poder atender los casos que se están produciendo. Los hospitales, apunta, están al 75% de ocupación  y los centros de salud, aunque están notando un incremento de casos, están dando citas para consulta con 48 horas de margen. Durante la última semana, los Puntos de Atención Continuada, han atendido una media de entre 10 y 12 pacientes más al día. En los centros de salud, la presión asistencial ha aumentado hasta los 29 pacientes, y sólo el 38,4 por ciento de los centros de salud tiene algún cupo con demoras de más de dos días. De los 247 centros de salud, más del 60 por ciento está cumpliendo el compromiso de citar a los pacientes en 48 horas. Las urgencias hospitalarias en los últimos tres días han experimentado una tendencia decreciente, con 3.000 el viernes, y un descenso medio de 500 entre el sábado y el domingo.

El consejero asegura que en Castilla y León “estamos en un nivel medio de intensidad”, aunque se prevé que siga creciendo el número de casos en las próximas semanas. Por ello, Alejandro Vázquez animó a los ciudadanos a vacunarse porque todavía hay tiempo en esta campaña.

 

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí