Se han realizado 40 inspecciones, la mayor parte de ellas relacionadas con la explotación sexual y 65 personas han sido identificadas por ejercer la prostitución

Los delincuentes vinculados a los delitos de trata de personas han descubierto en internet un filón. Asi se ha puesto de manifiesto en la mesa de trabajo sobre la trata de  seres humanos que se ha reunido este viernes en la subdelegación del Gobierno.

El subdelegado en Zamora, Ángel blanco, apunta algunos factores que facilitan esa explosión de delitos sexuales a través de internet:  el anonimato que ofrece internet, la información que dan las redes sociales, la facilidad para, a través de plataformas, captar a mujeres, los vídeos en directo.  La edad de acceso cada vez más temprana a los contenidos digitales. “En este tipo de delincuencia ya no hay fronteras, ya que no hace falta trasladar a las víctimas de un país a otro y los delincuentes no necesitan tener grandes conocimientos, con un simple teléfono móvil basta, aunque las grandes redes tienen también importantes medios tecnológicos”, explica.

Todo ello hace que sea muy complicado para los cuerpos y fuerzas de seguridad del estado abordar este tipo de delitos, que chocan, además, “con el miedo de las víctimas y la desconfianza que generan los proxenetas en ellas”.

Pero internet no lo es todo, la trata sexual de manera física se sigue produciendo,  aunque también ha cambiado el modo. Según explica Pilar Berceruelo, fiscal de extranjería, los clubes de alterne son cada vez menos pero, de forma paralela, aumentan la trata de personas en pisos particulares, lo que dificulta todavía más la labor de los Cuerpos y Fuerzas de Seguridad del Estado para acceder a ellos, indetificar a las víctimas y a los tratantes.

En lo que va de año se han producido en Zamora 40 inspecciones y actuaciones, la mayor parte de ellas relacionadas con la explotación sexual y 65 personas han sido identificadas por ejercer la prostitución. Actualmente, hay cinco casos abiertos.

Aunque los casos de explotación sexual son los más frecuentes, hay otros tipos de trata, que tiene que ver con la mendicidad, la comisión forzada de delitos, la explotación laboral o el tráfico de órganos.

A lo largo del año se han llevado a cabo diferentes actuaciones en explotaciones ganaderas, clubes de alterne, hostelería o reparto de comida a domicilio donde se han identificado casos de abuso laboral y de irregularidades en la seguridad social y permisos de extranjería.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí