La portavoz municipal, Cruz Lucas, critica “la falta de diálogo y la actitud soberbia” de Guarido con el movimiento vecinal

La concejala y portavoz del Grupo Municipal de Ciudadanos en el Ayuntamiento de Zamora, Cruz Lucas, ha presentado alegaciones a la modificación de la ORA, que fue aprobada en solitario por el equipo de Gobierno para la reubicación de plazas del centro a la zona de la Plaza de Toros y Santa Elena.

Cruz Lucas ha recordado que Izquierda Unida aprobó el cambio, con la creación de la nueva Zona 10, “con el rodillo de la mayoría absoluta y sin dar ningún tipo de participación a los vecinos ni afectados”.

Las alegaciones presentadas por Cs Zamora durante el plazo de información pública sostienen que no se ha realizado la consulta pública previa a la que obliga el artículo 133 de la Ley del Procedimiento Administrativo Común de las Administraciones Públicas.

Este artículo dice que – con carácter previo a la elaboración del proyecto o anteproyecto de ley o de reglamento – se sustanciará una consulta pública a través del portal web de la administración competente, en la que se recabará la opinión de los sujetos y de las organizaciones más representativas potencialmente afectados por la norma.

“Nada de esto se ha hecho. No se ha dado oportunidad a los ciudadanos de manifestar su opinión previamente, pero esto no es un problema que afecte únicamente al tema de la ORA, es la forma de gobernar de Izquierda Unida, con una falta de diálogo absoluta no solo con los grupos de la oposición, sino también con los representantes vecinales”, ha señalado.

La portavoz de la formación naranja se ha mostrado crítica con la actitud “soberbia” de Guarido con el movimiento vecinal. “Los representantes vecinales de todos los barrios se han movilizado, han presentado alegaciones y firmas, pero el alcalde no se ha dignado a hablar con ellos. No se puede gobernar una ciudad sin diálogo”, ha defendido.

Lucas ha recordado que el equipo de Gobierno justifica la falta de esa consulta pública previa en que la propuesta no tiene un impacto significativo en la actividad económica, “cuando esto no es cierto”.

Otra de las alegaciones presentadas por Cs Zamora es que, según el artículo 129.7 de la Ley del Procedimiento Administrativo Común de las Administraciones Públicas, se deberían haber cuantificado y valorado las repercusiones y efectos, y supeditarse al cumplimiento de los principios de estabilidad presupuestaria y sostenibilidad financiera.

Además, el Grupo Municipal entiende que la ordenanza debería incluir en su artículo 22 sobre la condición de residente no solo a las personas que tienen su domicilio dentro del perímetro de las zonas reguladas, sino también de las calles aledañas, ya que estos vecinos se verán también afectados por la creación de la nueva Zona 10 al encontrar más problemas de aparcamiento en sus calles.