Los bomberos de la Diputación han tenido que colaborar en las tareas de extinción

Un coche ha quedado reducido casi a cenizas tras arder de forma espontánea esta tarde de domingo en la A-66, en la Ruta la Plata en el tramo entre Zamora y Benavente,  a escasos 20 kilómetros de la capital.

El coche ha quedado estacionado al margen de la carretera y el fuego ha provocado una negra columna de humo visible desde mucha distancia. Los servicios de Fomento y la Guardia Civil han sido los primeros en llegar al suceso y han señalizado el obstáculo en la vía a la espera de una dotación de bomberos de la Diputación que han sido los encargados de extinguir las llamas, aunque para entonces el coche ya estaba totalmente calcinado.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí