El pico de la crecida se registró esta madrugada con más de 800 metros cúbicos por segundo

El Duero ha comenzado a bajar su caudal de agua tras los aportes recibidos por las lluvias registradas en la región la semana pasada y por los deshielos de la nieve también caída en los últimos días.

El Duero en Toro, donde ayer el Duero pasaba con 816 metros cúbicos por segundo este lunes apenas se registran 727 metros cúbicos por segundo.

En la capital, el río pasa con 775 metros cúbicos por segundo y la tendencia es claramente a la baja. De hecho, como ha asegurado el portavoz del Ayuntamiento de Zamora, David Gago, el pico de la crecida se registró esta madrugada, cuando el río ha pasado con algo más de 800 metros cúbicos por segundo.

Una crecida que Gago ha calificado como “normal y habitual en estas épocas del año”, muy lejos de las registradas en otros inviernos. Ha recordado el concejal el año 2001, cuando el Duero pasó por la capital con más de 2.500 metros cúbicos por segundo.

En esta ocasión, los únicos efectos de la crecida han sido el cierre de los paseos fluviales en lugares como Tres Arboles, Pinilla, Olivares y Avenida del Mengue.

 

 

 

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí