En todos los tramos la velocidad estará limitada a 30 kilómetros por hora

El Ayuntamiento de Zamora ha iniciado los trabajos para la implantación de ciclocarriles en la ciudad para uso compartido con las bicicletas en 17 vías públicas del casco urbano de la ciudad, con un presupuesto de licitación cercano a los 97.000 euros. Estos 17 tramos suponen un total de 13.790 metros de calles, que en una parte importante son bidireccionales, lo que supone una longitud total superior a 22,5 kilómetros de ciclocarriles, que interconexionarán prácticamente todos los puntos de la ciudad.

Los ejes y las rutas donde se implantará el ciclocarril son:
– Carretera de la Estación: Antón de Centenera, Miguel de Unamuno, Avenida Carlos Pinilla y Avenida Reyes Católicos (dos sentidos y 1.400 metros de longitud)
– Calle Campo de Marte, Amargura, Santiago Alba Bonifaz (1.080 metros)
– Calle Magallanes y Peña de Francia (820 metros)
– Avenida Ronda de la Feria, Ronda de San Torcuato, Alfonso IX, avenida de Portugal, Puente de Hierro y calle Salamanca (1.870 metros y dos sentidos)
– Trascastillo, avenida de Vigo y avenida del Mengue (1.670 metros y dos sentidos)
– Ronda de Puerta Nueva y Bajada de San Pablo (520 metros y 2 sentidos)
– San Andrés y Candelaria Ruiz del Árbol (470 metros)
– Avenida Obispo Acuña (490 metros)
– Doctor Olivares (420 metros)
– Guerrero Julián Sánchez y Arapiles (mil metros y dos sentidos)
– Avenida de Requejo (340 metros y 2 sentidos)
– Ponce de Cabrera (600 metros)
– Príncipe de Asturias (mil metros y dos sentidos)
– Víctor Gallego, Tres Cruces y Federico Cantero Villamil (910 metros y dos sentidos).
– Calle Fray Toribio Motolimia, Libertad y calle de Brahones (600 metros de longitud)
– Santa Teresa y de calle de la Guardia Civil (600 metros)

Esta actuación se enmarca dentro de la estrategia del Ayuntamiento de promover una movilidad más sostenible en el casco urbano de la ciudad, fomentando el uso de la bicicleta como medio de transporte alternativo y compartiendo espacio entre vehículos y bicicletas de forma segura. Los ciclocarriles son ya una solución intermedia en las ciudades, en aquellas calles en las que no se puede construir un carril bici porque no hay espacio suficiente, o cuando no se pueden realizar las obras necesarias.

Estas vías se adaptan sin modificar constructivamente la infraestructura, pero sí identificando de una forma muy clara por todos los usuarios que es una parte de la vía muy especial, compartida entre vehículos y bicicletas, para que sea segura para los ciclistas y mejorando la seguridad vial en general.

El ciclocarril es un carril de la calzada en el que específicamente coexisten las bicicletas y otros vehículos, con la particularidad de que la velocidad máxima permitida es de 30 kilómetros/hora, lo que hace que la diferencia de velocidad entre bicis y vehículos sea menor y no resulte peligroso.

Como norma general el ciclocarril estará situado a la derecha de la calzada o bien en el lado más cercano a la acera y contará con la señalización adecuada, tanto horizontal como vertical, incluida la limitación general a 30 de la velocidad.

Como norma general las bicicletas podrán circular por el centro del carril ocupándolo en su totalidad, y podrán ser adelantadas por los vehículos que tendrán que realizar un adelantamiento en toda regla, cambiando al carril contiguo a la izquierda y dejando la distancia lateral de separación mínima de 1,50 metros.

En las calles más estrechas de un solo sentido y un solo carril, éste tipo de carril para coexistir bicicletas y vehículos se denomina ciclocalle o ciclovía, y se señaliza de la misma manera.

Por otro lado, se señalizará verticalmente todos los tramos de ciclocarril, colocando la señal informativa en todos los extremos y entradas al mismo.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí