Todos los estudiantes que cumplían los requisitos han resultado beneficiarios

La Junta ha publicado esta mañana en el Boletín Oficial de Castilla y León (Bocyl) la resolución de la segunda convocatoria de ayudas al estudio, dirigida a alumnos de nuevo ingreso en enseñanzas de Grado en las universidades de Castilla y León durante el curso académico 2019-2020, de la que se han beneficiado un total de 1.694 universitarios. La Consejería de Educación señala que el objetivo de las mismas es garantizar, dentro de las posibilidades presupuestarias, la igualdad de oportunidades y la calidad en el rendimiento académico.

Las modalidades de ayuda incluidas en esta segunda convocatoria, cuyo importe  ha alcanzado los 839.150 euros, son de dos tipos: de residencia, destinada a aquellos alumnos que cursen segundo y posteriores cursos -su importe asciende a 1.600 euros- y de renta para todos los alumnos -la cuantía de esta ayuda es de 350 euros-. Ambas modalidades son excluyentes entre sí, de modo que los estudiantes solo han podido solicitar una de ellas.

Así, han resultado beneficiarios alumnos matriculados en alguna universidad pública o privada de Castilla y León durante el curso 2019-2020, que cursen enseñanzas conducentes a la obtención del título oficial de graduado y hayan resultado beneficiarios de una beca del Ministerio de Educación y Formación Profesional (MEFP) para el este mismo curso.

Dos modalidades

Para optar a la modalidad de residencia los solicitantes han debido acreditar la residencia fuera del domicilio familiar, estar matriculados de segundo y posteriores cursos y no haber recibido el componente de residencia de las ayudas del MEFP por no cumplir el requisito de rendimiento académico en el curso anterior. Asimismo, la renta familiar neta no ha podido superar en el año 2019 los umbrales de 13.236 euros para un miembro computable; 22.594 euros, para dos; 30.668 euros, para tres; 36.421 euros, para cuatro; 40.708 euros, para cinco; 43.945 euros, para seis; 47.146 euros, para siete; y 50.333 euros, para ocho. A partir del octavo miembro se añadirán 3.181 euros por cada nuevo miembro computable.

De esta modalidad, no han podido beneficiarse los solicitantes con independencia familiar y económica, los que cursen total o parcialmente enseñanzas en la modalidad a distancia, ni quienes se matriculen en menos de 60 créditos. Para determinar esta matrícula en 60 créditos, se han tenido en cuenta las matrículas iniciales y, en su caso, las anulaciones de matrículas anteriores a la declaración del estado de alarma con el fin de no penalizar a aquellos estudiantes que, debido a las situaciones derivadas de la COVID-19, hayan decidido anular matrícula.

Por otro lado, ha sido requisito específico para optar a la modalidad de renta tener en el año 2019 una renta familiar neta inferior de 3.771 euros para un miembro computable; 7.278 euros, para dos; 10.606 euros, para tres; 13.909 euros, para cuatro; 17.206 euros, para cinco; 20.430 euros, para seis; 23.580 €euros para siete; y 26.660 euros, para ocho. A partir del octavo miembro se añadirán 3.079 euros por cada nuevo miembro computable.

Primera convocatoria 2019-2020

El sistema de ayudas para estudiantes universitarios de Castilla y León contempla la existencia de dos convocatorias: una primera, dirigida a alumnos de nuevo ingreso en la universidad y para el primer curso de máster universitario oficial, que se resolvió el 6 de mayo, debido a la suspensión de los plazos administrativos por la declaración del estado de alarma; y, esta segunda.

La resolución de la primera convocatoria de ayudas al estudio del curso 2019-2020, con un importe de 1.080.470 euros, benefició a 625 estudiantes de grado y máster.