Con las obras para la instalación del Sistema de Aislamiento Térmico Exterior

En esta semana han dado comienzo los trabajos para la instalación del Sistema de Aislamiento Térmico Exterior del edificio sindical de la plaza de Alemania. Unos trabajos que han recibido ya las críticas por cuento supondrán “una radical alteración de la apariencia externa del edificio”, ha asegurado este jueves Rafael Ángel Lozano, profesor de la Universidad Católica de Ávila.

El proyecto de mejora energética, a su juicio, va a cambiar la fisonomía de “uno de los inmuebles más representativos e icónicos de la arquitectura moderna en la ciudad, exponente de renovación formal de la arquitectura de los años 60 y signo, además, de la arquitectura pública de carácter administrativo”.

El problema no reside en la mejora energética objetiva que proporcionan los SATE, sino en la modificación de la apariencia externa del edificio, ha señalado el profesor universitario.

Así, el problema de estas intervenciones estriba en que “hacen perder la apariencia original de los edificios, singularidad formal que le es propia, su propio estilo arquitectónico, desfiguran la configuración de los inmuebles y consecuentemente la morfología urbana. Alteraciones que llegan a ser de tal entidad que hacen que las edificaciones acaben pareciendo otra cosa muy distinta, modificando radicalmente los resultados originales de los edificios, tal como fueron concebidos por sus proyectistas, tal como se han consolidado en la ciudadanía, tal como forman parte del paisaje de la ciudad”.

Una intervención que tiene un precedente en las obras que se realizaron recientemente en el instituto María de Molina, que también cambiaron el aspecto del inmueble.

 

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí