Un total de 860 personas se beneficiarán de esta ayuda

El centro de distribución de Cruz Roja Española en Zamora, distribuirá en la provincia de Zamora 12.982 kilos de alimentos. De esta ayuda repartida por la entidad, se beneficiarán exactamente 860 zamoranos y zamoranas, unas 281 familias. Se trata de la primera fase del Programa 2021 de Ayuda Alimentaria a las personas más desfavorecidas, puesto en marcha por el Ministerio de Agricultura, Pesca y Alimentación (MAPA), a través del Fondo Español de Garantía Agraria (FEGA). El programa está cofinanciado en un 85% por el Fondo de Ayuda Europea a las personas Más Desfavorecidas (FEAD) en un 85 % y en un 15% por el presupuesto de la Administración General del Estado.

Los alimentos que se repartirán son de primera necesidad, poco perecederos y de fácil transporte y almacenamiento, como alubias cocidas, pasta alimenticia macarrón, macedonia de verduras en conserva, fruta en conserva, atún y sardinas en conservas, conserva de cerdo (magro), batidos de chocolate, arroz blanco, leche UHT, tomate frito, galletas, tarritos infantiles de fruta y de pollo, y aceite de oliva. Esta «cesta de alimentos» ha sido elaborada con la colaboración de la Federación de Bancos de Alimentos, Cruz Roja Española y de expertos en nutrición.

La población atendida presenta problemáticas en múltiples ámbitos como escasez de ingresos, desempleo, paro de larga duración, problemas de vivienda o salud. El objetivo del programa de ayuda alimentaria es promover la cohesión social, reforzar la inclusión social y, por lo tanto, contribuir a alcanzar el fin de erradicar la pobreza.

En total, Cruz Roja Española distribuirá durante los próximos dos meses 11,8 millones de kilos de alimentos a 746.800 personas vulnerables de nuestro país, dentro de la primera fase del Programa 2021 de Ayuda Alimentaria.

Distintas iniciativas para asegurar el acceso a alimentos y bienes básicos

Las consecuencias económicas, sociales y laborales que ha acarreado la crisis sanitaria han llevado a que Cruz Roja desplegara un plan de actuación, el Plan Responde frente al covid-19, para dar respuesta a las necesidades emergentes, ampliando y adaptando la actividad ordinaria de la organización para hacer llegar más repuestas a más personas, de la manera más ágil y eficaz posible en estas circunstancias.

Concretamente, las ayudas para alimentación, además del programa FEAD, se han materializado a través de otras entregas de productos como ‘cestas de alimentación y productos de higiene’ que se han hecho llegar a familias que quedaban fuera de otras ayudas y tenían sin cubrir estas necesidades. También a través de ‘tarjetas monedero’, con las que las familias acuden a distintos establecimientos en los que pueden adquirir su compra en función de sus necesidades, y adquirir producto fresco, tan importante para una dieta sana y equilibrada.

Una parte importante de estas intervenciones han sido posibles por la donación de muchas empresas que de forma solidaria han contribuido a ayudar a paliar las necesidades alimentarias, y a la colaboración y coordinación con instituciones y administraciones con las que se han establecido convenios de colaboración con este fin.

Todo esto se ha podido realizar gracias a la labor desarrollada por el personal voluntario, que también de manera solidaria y comprometida se han involucrado en esta actividad.