Reclama que se termine con la gestión “contradictoria y precipitada” que están mostrando las administraciones

CSIF lamenta la “incertidumbre e inquietud que se vuelve a generar, y que ha obligado al personal sanitario a dar la cara por la Consejería de Sanidad, ante el malestar de los usuarios, tras el anuncio sorpresivo de la Junta”. En un momento, además, en el que el personal de Sacyl y sociosanitario de la Junta se siente “utilizado y maltratado, con recientes acuerdos como el llamado ‘decretazo’ sanitario, o el supuesto acuerdo alcanzado para una parte de enfermería”.

A expensas de las conclusiones finales de la Agencia Europea del Medicamento, concretamente del Comité de Evaluación de Riesgos de Farmacovigilancia), y desde la prudencia, CSIF acusa la “confusión y los vaivenes de las administraciones en la gestión de la pandemia”, instando a la Junta de Castilla y León, concretamente, a que “ponga cordura y coherencia, apartando los intereses políticos”.