El presidente de la Cámara de Comercio, Enrique Oliveira, apuesta por una política de incentivos y por favorecer el establecimiento de emprendedores en el medio rural

Sobre los grandes males que afectan a la economía provincial existe un cierto consenso que comparten lo mismo partidos políticos que los colectivos empresariales y sindicales. No existe tanta unanimidad, sin embargo, a la hora de buscar responsables y apostar por soluciones para combatir la baja actividad económica, la despoblación y el envejecimiento.

Desde la Cámara de Comercio de Zamora, su presidente, Enrique Oliveira Román, aparte de apostar por las reivindicaciones más habituales, como la recuperación de Monte la Reina o la terminación de la autovía hasta Portugal, lo cierto es que pone el acento en otras asignaturas pendientes de la economía local como la digitalización, la mejora de la competitividad, el impulso a la banda ancha y la apuesta por el relevo generacional.

Mientras la mayor parte de los agentes sociales se decantan por reclamar infraestructuras o grades proyectos, Oliveira Román centra su discurso en otros retos de carácter estructural. “Uno de los problemas más graves de la sociedad zamorana es el éxodo de nuestro mejor capital humano. Algo tenemos que haber hecho mal para no haber sido capaces de retener a nuestros jóvenes”. Así, favorecer el relevo generacional en algunas empresas familiares y, sobre todo, conseguir que nuestros jóvenes emprendan en Zamora es la gran apuesta para los próximos años.

Junto al problema humano, Oliveira Román incide en la necesidad de solucionar de forma prioritaria asuntos como la implantación de la banda ancha en toda la provincia. “En estos tiempos es tan importante un internet de alta velocidad como servicios básicos como la luz o el agua”.

Es absolutamente necesario también establecer incentivos laborales y fiscales que favorezcan que también se pueda recuperar población en el medio rural gracias al fortalecimiento de los servicios públicos básicos.

“Durante más de 25 años hemos permitido el desmantelamiento de los pueblos, de sus servicios; y ahora queremos arreglarlo en unos meses… este debe ser un proceso largo y difícil. Pero hay que conseguir a base de incentivos que la gente regrese a la provincia”. Digitalización, competitividad, conectividad, relevo generacional. Los retos de la economía provincial.

De proyectos como Monte la Reina o la autovía hasta Portugal, el presidente de la Cámara de Comercio asegura que son “vitales para la provincia”, pero sujetos a los intereses políticos de los gobernantes. “Si tienen voluntad de hacerlos, se harán”, señala concluyente.