El capitán del conjunto rojiblanco asegura que el equipo está “con mucha ilusión” por hacer las cosas bien en la nueva categoría

Dani Hernández, capitán el Zamora CF, ha comparecido ante los medios de comunicación en el Estadio Ruta de la Plata para transmitir sus sensaciones de cara al primer partido de liga en Segunda B del equipo contra el Coruxo FC el próximo domingo 18 de octubre a las 17:00 horas en el estadio O Vao de Vigo.

Dos meses después del acenso de los rojiblancos en Palencia, “hemos dejado atrás la Tercera División por fin para el club, para la ciudad, para los aficionados que hemos sufrido, porque yo también me considero aficionado del Zamora porque llevo toda la vida aquí”, revela el jugador.

Según sus palabras, la nueva temporada la afrontan “con ganas. Va a ser un poco atípico en cuanto al formato de la Liga. Pero hay mucha ilusión, muchas ganas de hacer las cosas bien, sobre todo de empezar bien, y de demostrar que el Zamora tiene que ser un equipo de Segunda B”.

Respecto al formato en el que este año juega la plantilla, Dani cree “que puede ser un arma de doble filo. Si empiezas bien una liga tan corta van a ser casi todos los partidos como finales, y si empiezas mal va a ser difícil salir de ahí abajo”. Por eso se plantea que “hay que hacer las cosas bien desde el primer momento, porque si haces las cosas mal en una liga regular en la primera vuelta lo puedes arreglar en la segunda, pero ahora hay que ir partido a partido, con un rival difícil el domingo”.

Dani considera que durante la pretemporada “hemos ido madurando mucho como equipo, hemos cambiado mucho en este mes, comenzamos la pretemporada con varios fichajes nuevos, intentando que se integraran en el equipo, con una semana en Sanabria que ha sido fantástica, hemos estado muy unidos allí, aunque muy dura físicamente, pero creo que el equipo llega en las mejores condiciones al inicio de Liga”. Además declara que “me han dejado muy buenas sensaciones sobre todo los dos últimos partidos, aunque no hayamos conseguido la victoria creo que estamos en la línea a seguir y seguro que vamos a ir mejorando en cada partido”.

Desde su punto de vista, el capitán reconoce como punto fuerte del conjunto zamorano en Segunda B que “se va a basar en la identidad que ya teníamos el año pasado. Vamos a ser un equipo ambicioso, los equipos van a tener que sudar para ganarnos, que creo que fue lo que nos hizo muy fuertes y grandes el año pasado para conseguir tantas victorias, y creo que en Segunda B es un poco la línea a seguir, apretar a todos los equipos, ser un equipo fuerte y un vestuario de amigos como éramos el año pasado”.

Respecto al grupo de rivales a los que durante esta temporada se enfrentará el Zamora: “Nosotros somos un recién ascendido, el Compostela es otro recién ascendido, y fíjate qué recién ascendidos que son dos equipos históricos de la categoría”. Y añade: “Tenemos un grupo muy bonito a la vez que difícil”.

Con respecto al rival del domingo, el Coruxo FC, Dani se basa en lo que seguía el año pasado: “Creo que es un equipo fuerte en casa. Es un campo difícil de ganar, pero nosotros vamos a intentar sacar los tres puntos. Vamos a ir con toda la ilusión y con todas las ganas de ganar allí”.

A nivel personal, Dani afronta la temporada “un poco igual que a nivel colectivo: con la ilusión de volver a Segunda B. Vine aquí hace tres años con esa ilusión de devolver al equipo de mi ciudad a esta categoría, y sí que tengo esa cosilla en el estómago de esas ganas, de que estamos en esta categoría otra vez, y con mucha, mucha ilusión sobre todo”.